Grandes Escándalos del cine: The Conqueror

| |

Entre las muchas frases que se le adjudican a Albert Einstein, está aquella que dice que Dos cosas son infinitas: el universo y la estupidez humana; y yo no estoy seguro sobre el universo, y lo cierto es que hay ocasiones en que debemos de darle crédito a la misma. La cinta The Conqueror, además de haber sido un fracaso en taquilla, le costó la vida a muchas personas, en un lamentable error del cual aún no se conoce el culpable, y que es aún uno de los grandes escándalos de Hollywood.
Para los exteriores de la cinta, los productores eligieron locaciones cerca de Saint George, en el Desierto de Nevada. Una gran parte de los lugares seleccionados estaban peligrosamente cerca de una de las zonas usadas para pruebas nucleares, y aunque ya habían pasado tres años de que las mismas se concluyeron - la cinta se filmó en 1956 - el nivel de radiación era aún considerable, por lo que durante el extenso periodo de filmación, todos los actores y equipo estuvieron expuestos a niveles muy altos de la misma. Las cosas empeoraron aún más cuando se decidió llevar más de 60 toneladas de esa arena a los estudios para lograr una apariencia lo más similar posible a los exteriores.
Poco después, muchos de los involucrados, incluyendo los dos actores principales - John Wayne y Pedro Armendariz - desarrollaron cáncer, así como el director de la cinta Dick Powell, que muriera en 1963. De 220 personas que participaron, 91 desarrollaron cáncer, y 46 murieron por esa causa. Hasta la fecha, hay quien dice que el problema fue que la zona no estaba correctamente señalizada, mientras que otros aseguran que los productores lo sabían, y no les importó. Una tercera versión, asegura que el Gobierno les dio autorización, asegurando que tras de tres años, el lugar era ya seguro. Sin embargo, la verdad aún se ignora, y sigue siendo uno de los casos en donde la estupidez humana se cobró decenas de vidas.