Una de las grandes desventajas de ser famoso es que, no importa lo que digas, siempre tendrá una mayor repercusión en todos los medios, por lo que una broma que podría pasar desapercibida entre un grupo de amigos, puede tener serias repercusiones en otros círculos. Esta situación fue vivida recientemente por el actor Alec Baldwin, que queriendo aprovechar la coyuntura del momento, se vio en medio de un escándalo considerable.

Es bien sabido que este actor ha tenido un duelo en tweeter con el candidato elector Donald Trump desde prácticamente el momento de su elección, publicando todo tipo de bromas y críticas a su persona. Recientemente, tras de las muertes de Carrie Fisher y George Michael, se le ocurrió postear el siguiente tweet.

La muerte viene en tres
Carrie Fisher
George Michael
La integridad de la Oficina Oval.

Casi de inmediato, todo Internet explotó contra él, acusándolo de insensible, y de aprovecharse del dolor de muchos fans para atacar a Trump. Curiosamente, aquí el presidente electo dio muestras de de su poca capacidad política, pues no le sacó partido a un momento en donde la gran mayoría de los internautas se hubiera puesto de su lado.

Si bien Baldwin se disculpó, y trató de explicar que su intención era comparar las pérdidas del país, los internautas aún no lo perdonan. De hecho, muchos de los que lo apoyaban en su enfrentamiento con Trump se han alejado abiertamente.

Advertisements
Anuncios
Tagged: