"Gringo: Se busca vivo o muerto" - Nash Edgerton cuenta todo antes del estreno

| |

En algunos países este mes, en otros el mes que viene, el caso es que está o estará en los cines próximamente "Gringo: Se busca vivo o muerto".

Todo va sobre ruedas para Harold Soyinka. Está a punto de alcanzar una importante meta profesional: va a formalizar su inversión en un laboratorio farmacéutico de importancia nacional. El plan va viento en popa y parece que lo tiene todo bajo control. Sin embargo, las cosas se complican demasiado cuando el hombre de negocios hace un descubrimiento al cruzar la frontera de Estados Unidos con México.

El reparto lo forman: Charlize Theron (‘Atómica’), Amanda Seyfried (‘Ted 2’), Thandie Newton (‘Westworld’), Joel Edgerton (‘Midnight Special’), Paris Jackson, Sharlto Copley (‘Free Fire’), Alan Ruck, Michael Angarano, Harry Treadaway, David Oyelowo (‘Interstellar’), Kenneth Choi (‘El Lobo de Wall Street’), Melonie Diaz, Yul Vazquez, Diego Cataño y Hector Kotsifakis. Sin duda un reparto de lujo.

Nash Edgerton, hermano de Joel Edgerton, es uno de los productores, y recientemente ha contado todo sobre la película.

Gringo. Se busca vivo o muerto se sale un poco de lo que venías haciendo, ¿qué te hace elegir este proyecto como tu segundo largometraje en la dirección?

Quería hacer algo diferente, y tuvo mucho que ver con que el protagonista de esta historia intentaba salir de lo que le rodeaba. Hacer algo diferente, como yo. Me gustó la idea de este hombre inocente y naif intentando luchar contra una gente de la que creía que era parte y darse cuenta de que no lo era. Son personajes que creen en el sueño americano, pero de pronto se dan cuenta de que el sueño americano no es exactamente lo que la gente piensa, sobre todo, no lo es para gente como él [inmigrante y de raza negra].

Es una comedia de temas muy serios y de actualidad.

En este momento en el que está pensando todo esto en el mundo y en mi país, la película me parecía relevante y cada vez es más relevante según se ha acercado el estreno.

Encontrar el equilibro entre el drama y el humor, no pasarse de gracioso con estos temas, sería lo más complicado.

Mi hermano y yo tenemos un gran sentido del humor, y al final aunque parecen situaciones totalmente absurdas creo que todas son completamente posibles y creíbles: pueden pasar. Para encontrar el equilibrio con los actores les pedí que las tomaran como situaciones reales e las interpretaran seriamente y así el humor sale de las situaciones. La absurdez y ridiculez de la situación las hace divertidas, incluso provoca la risa incómoda.

¿Fuiste a propósito a buscar actores que, normalmente, son más conocidos por drama, como Charlize Theron, David Oyelowo o tu propio hermano, Joel Edgerton?

Sí, quería encontrar actores dramáticos porque quería que lo interpretaran como un drama incluso cuando la situación no era dramática, pensé que así encontraríamos más tensión en la situación. Todos eran mi primera opción, y todos dijeron sí enseguida. Charlize y el resto tienen un gran sentido del humor. Y ella enseguida me dijo que quería producir, gracias a ella la película es una realidad. A David [Oyelowo], por ejemplo, nunca le había visto en un papel tan divertido.

¿Trabajar con un hermano es más fácil? O la confianza a veces…

Creo que siempre es más fácil, somos mejores amigos, hemos trabajado juntos mucho tiempo, creo que tenemos una sensibilidad y sentido del humor similares. Es muy divertido trabajar juntos y en cuanto podemos hacerlo, lo hacemos. Creo que es un actor con mucho talento. No le elegí porque es mi hermano sino porque es muy bueno.

¿El cine empezó siendo una pasión para los dos mientras crecíais?

Veíamos muchas películas de pequeños. A mi madre le gustaban mucho las películas como de venganza, los thrillers, y desde muy pequeños pudimos ver ese tipo de cine que quizá no era para nuestra edad, pero a ella no le gustaba verlas solas. Eso es parte de la razón por la que nos gusta hacer películas. Además, en un momento dado, mi padre compra una cámara de vídeo y los fines de semana Joel y yo nos dedicábamos a grabar películas en el patio de casa, pequeñas películas o videos musicales. En aquel momento, ninguno lo pensaba como una posible carrera, solo era divertido.

¿Cuándo decidiste que querías dedicarte al cine? ¿Y por qué empezaste como doble?

Empecé después del instituto, empecé a estar en alguna película y poco a poco empecé a tener más ganas de hacer cosas. Yo empecé trabajando como doble y Joel como actor, pero disfrutábamos tanto de todo el proceso total de crear una película de la nada que al final decidimos hacer pelis, ser directores. La interpretación como tal a mí nunca me ha llamado, pero me gusta el cine, trabajar en él como sea, así que un proyecto me interesa, trabajaría en él de cualquier forma.

¿Y cómo acabaste dirigiendo los videoclips de Bob Dylan?

Su manager vio mis cortos, y pensaron que sería la opción correcta. Me pidieron ideas, les gustaron y así empezó. Les gustó el primero que hice, y me llamaron para el resto.