Continuando su paso por el circuito de festivales de cine de la temporada, el cineasta mexicano Guillermo del Toro, asistió al BFI London Film Fesitval, donde se proyectó su más reciente película, The Shape of Water, ya perfilada como una de las contendientes favoritas de cara al Óscar, encantando a los presentes como ya ha venido siendo su costumbre.

Mientras participaba en una charla de directores, surgió el tema que está en boca de todos: Harvey Weinstein, que ha sido acusado de acoso y abuso sexual, por un amplio grupo de actrices y mujeres dentro y fuera de la industria de cine.

Guillermo del Toro odió trabajar con los Weinstein.

 

Del Toro trabajó en una ocasión con el mega productor cuando este estaba a cargo del estudio indie Miramax. El filme en cuestión es la ciencia ficción de terror, Mimic (1997), protagonizado por Mira Sorvino, que rindió testimonio sobre el acoso sufrido a manos de Weinstein, y coescrito y dirigido por del Toro, quien declaró rotundamente  (vía Yahoo UK) que odió la experiencia de trabajar con el magnate de Hollywood:

Realmente odié la experiencia. Mi primera experiencia en Estados Unidos, fue casi mi última, porque fue con los Weinstein [Bob y Harvey] y con Miramax. Y tengo que decirles, dos cosas horribles me sucedieron a finales de los años 90, mi padre fue secuestrado, y trabajé con los Weinstein. Sé cuál fue peor… el secuestro tenía más sentido, sabía lo que ellos querían.

Sin embargo, la mala experiencia le brindó una lección valiosa a del Toro, pues durante una de las primeras reuniones de trabajo con el estudio independiente, se le advirtió que le sería prohibido retratar cualquier forma de violencia en contra de animales o niños. El cineasta en respuesta, rodó una escena en la que se observaba la muerte de dos niños y un perro.

No sé si esto es un logro pero se sintió como si lo fuera.

Mira Sorvino en el film de ciencia ficción y terror, Mimic.

 

Mimic se centraba en una enfermedad transmitida por cucarachas que atacaba y mataba a los niños de Manhattan. En un esfuerzo por parar la epidemia, la entomóloga, Susan Tyler (Sorvino), crea una raza mutante de insectos que secreta fluido para matar las cucarachas. La raza mutante fue diseñada para morir después de una generación, pero tres años más tarde, Susan descubre que las especies han sobrevivido y evolucionado a un monstruo enorme y horripilante que puede imitar la forma humana.

Del Toro agrega:

Perdí batallas de casting, perdí batallas de historia, pero Mimic es visualmente lo que quería en un 100%. La película es visualmente hermosa, y tiene un par de secuencias que me enorgullecen.

The Shape of Water tiene previsto su estreno en salas de cines en Estados Unidos y México (bajo el título La forma del agua) el próximo 8 de diciembre.

Advertisements
Anuncios

Tagged: