Harry Potter, (Harry Potter and the Half-Blood Prince) mago y espía enamorado

| |

Ginny Weasley (Bonnie Wrigth) y Harry Potter (Daniel Radcliffe), en una escena del filme
Ginny Weasley (Bonnie Wrigth) y Harry Potter (Daniel Radcliffe), en una escena del filme

Las relaciones entre la novela y el cine datan de los inicios del séptimo arte; tempranamente el relato escrito se adaptó a la narración cinematográfica. Las primeras novelas que se adaptaron lo fueron en fechas muy tempranas como 1902, camino que continúa hasta el día del hoy.

"Harry Potter" pertenece a lo que se entiende como "Literatura juvenil", tipo de escritura que se define por su público meta, por su producción seriada y que se inscriben en el género de aventuras y tienen como estilo narrativo el misterio. En tal sentido, sus referencias más cercanas son "Sandokán, el aventurero", "Sherlock Holmes", "Las crónicas de Narnia" y "El señor de los anillos", llevadas también a las salas de cine.

Pero las novelas en que el cine aprendiz de brujo enfrenta a los poderes de la magia negra han sido las de mayor éxito en ventas, tanto en papel como en celuloide, todo fenómeno de la industria productora de contenido multimedia.

La heptalogía

"Harry Potter" conforma una heptalogía, son siete novelas, de las cuales seis se adaptaron al cine. Presenta un universo paralelo posible, que coexiste con el mundo "real". Si bien es cierto que las novelas están concebidas como historias autónomas, tienen también una evolución general, la cual coincide con el desarrollo físico de los personajes: los que ayer eran niños, hoy son adolescentes. El argumento que mueve todo el andamiaje narrativo de la serie en la potencialidad que tiene Harry de destruir a Lord Voldemort, mago pasado a las fuerzas del mal y asesino de sus padres, que busca el modo de destruir tal amenaza.

Las pócimas del príncipe

Gracias a la lectura de un manual avanzado de pócimas y brebajes, propiedad de un antiguo estudiante, Harry se convierte en un alumno estrella de un nuevo profesor del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, pieza clave para conocer el pasado de Lord Voldemort.

En las anteriores películas el tema principal fueron las batallas de Harry contra sus antagonistas, sin embargo, en esta película en particular, tal argumento compite con un sub trama, el surgimiento del amor romántico entre el grupo de aspirantes a brujos y brujas. Si bien la historia contiene un nuevo ataque de Voldemort a Albus Dumbledore, mentor de Harry, el espectador se entretiene más con los ya conocidos duelos de varita mágica. Esto deja al filme con su eje narrativo principal casi en un segundo plano y se tiene la sensación de ver una historia puente, a ser terminada en la posterior y final entrega.

El detective Harry

En los anteriores relatos, Harry era casi una víctima de la s circunstancias y de las tramas de sus oponentes, esta vez el guión lo convierte en detective. Desde el primer momento espía a Draco Malfoy, su rival en los estudios de magia, y sufre las consecuencias de ello.

Ahora trabaja para su maestro y sus tareas van desde conocer los recuerdos de sus oponentes hasta el espionaje. Esto marca un cambio importante en la imagen del héroe, ya no es el niño cuya inocencia y talento vencían los hechizos; la adolescencia le trae nuevos conocimientos, una enamorada e ingratos momentos. El joven Daniel Radcliffe consigue una de sus mejores actuaciones de la seria con su personaje, se le ve evidentemente más maduro y decidido a demostrar su talento interpretativo con mayores matices.

Pocas novedades

Fuera de los cambios hormonales en los personajes, poco de nuevo que trae este capítulo. Algunos efectos especiales interesantes, pero nada que se aleje de lo ya visto. La extención del relato además conspira en contra del resultado narrativo final, son demasiadas las vueltas que dan los personajes para que avance la historia.

El crecimiento del protagonista y sus amistades en este filme deja bastantes nudos a desatar en la próxima película, la cual sin duda contará con el mismo éxito de público. Recomendable para los incondicionales de J.K. Rowling y sus seguidores, que prefieren ver la película a leer la novela.

Harry Potter and Half-Blood Prince / Reino Unido-EE.UU. 2009. 153 minutos
Dirección: David Yates
Guión: Steve Kloves, basado en la novela de J.K. Rowling.
Intérpretes: Daniel Radcliffe, Emma Watson, Rupert Grint, Bonnie Wrigth, Tom Felton, Evanna Lynch, Alan Rickman, Helena Bonham Carter.
Sinopsis: Fuente Externa