Mario Moreno "Cantinflas"

En esta quinta parte del homenaje hacía Mario Moreno «Cantinflas» podremos ver detalles de lo que pasaba en torno a su vida y de las películas que realizó durante esos años. Que lo disfruten.

SU VIDA:

En 1965, Valentina Ivanova, esposa de Mario Moreno se comenzó a sentir mal de salud y fue internada en el sanatorio español en donde pasó las navidades. El 6 de enero de 1966, trás 32 años de matrimonio, Valentina Ivanova falleció. Este evento fue un trágico suceso para la vida del ya veterano actor, tanto así que a partir de ese momento odio la palabra «cáncer» (Valentina murió de cáncer en la espina dorsal).

“Cuando vi el cadáver no pude resistir el pensamiento de que compañera se encontraba sólo dormida. Su belleza física era aún más tranquila, liberada ya de los dolores de esa enfermedad que se la llevó a la tumba. Cuando abrí la caja, antes de salir rumbo a México, pedí a mi sobrino Lalito que le diera un beso. ¡Estaba hermosa mi rusa!»

A partir del sensible fallecimiento de su esposa, mario se tomaria un año sabatico de la producción cinematográfica.

En esta ocasión será poco lo referente a su vida, la cuestión profesional tendra más relevancia.

SU OBRA:

Poster de "El Analfabeto"

En 1960 Mario protagonizó El Analfabeto (Miguel M. Delgado). En esta cinta Mario interpretó a Inocencio Prieto y Calvo, un humilde trabajador que no sabe leer ni escribir. Al inicio de la historia Inocencio recibe una carta, pero al no saber leer decide entrar a la escuela y poder leer la misiva por su propia cuenta. En el transcurso de la cinta, Inocencio pasara de ayudante de carpintero a ser el hombre de confianza del gerente del banco de un pueblo de Guanajuato.

Poster de "El Extra"

 En 1962 vería la luz El Extra (Miguel M. Delgado). En esta cinta Mario Moreno interpretaba a Rogaciano, un simpático extra de películas el cual conoce a una joven mujer a quien ayudara para que ésta pueda triunfar en el mundo del séptimo arte. Mientras eso sucede, podemos ver como Rogaciano se convierte en sueños en el protagonista de las películas que él ve tras bambalinas.

Poster de "Entrega Inmediata"

Para 1963, Mario protagonizó Entrega Inmediata (Miguel M. Delgado), en donde tuvo el rol de Feliciano, un cartero que es confundido con un agente secreto y que tendrá por misión desenmascarar a una banda criminal que pretende realizar experimentos nucleares. El número de agente secreto de Feliciano será el 777. Cabe señalar que esta fue la última película en la que Mario Moreno vistió a usanza de su tradicional “peladito”.

Poster de "El Padrecito"

El Padrecito (Miguel M. Delgado, 1964) es la primera película en la que Mario Moreno dejó de interpretar por primera vez en una producción de origen mexicana a su “peladito” esencialmente, en esta ocasión se viste con sotana para convertirse en el padre Sebastián quien se ganará poco a poco el cariño y la confianza del padre Damián (Ángel Garasa) y de todos los habitantes del pueblo en el que se desarrolla la cinta. La juventud del padre Sebas logra hacer cambios en ese lugar, cosa que al cacique del pueblo no le gusta para nada, dándose así un choque de formas de pensar, en donde el padrecito tendrá que salir avante.

Poster de "El Señor Doctor"

El Señor Doctor (Miguel M. Delgado) se estrenó en 1965 y en esta ocasión Mario interpretó a Salvador Medina, un doctor de pueblo que decide actualizar sus conocimientos de medicina en la ciudad de México para poder curar a los enfermos de su entidad con mayor eficacia. En su aventura por la capital mexicana se topa con varios pacientes y se convertirá en su amigo antes que en su doctor. La cinta enaltece la labor médica y el Instituto Mexicano del Seguro Social es la institución exaltada en el largometraje.

Poster "Su Excelencia"

Tras aquel trágico 1966 en el que su esposa Valentina falleció, Mario se tomó un año sabático y dejo a un lado al cine. Sin embargo, en 1967 regresaría a la interpretación actoral con Su Excelencia (Miguel M. Delgado). En esta cinta Mario interpretó a un embajador de un ficticio país llamado República de los Cocos. El largometraje es una clara referencia y crítica hacia lo sucedido en ese entonces en el mundo. Por una parte el bloque comunista y por otra el capitalista, era la época de la guerra fría. En Su excelencia “Cantinflas” brindó un discurso que a pesar de haber sido realizado en 1967 y con clara referencia a la guerra antes mencionada es penosamente aplicable a nuestros días. Estas palabras son básicamente dirigidas hacia la clase gobernante, con una crítica no insultante, más bien con palabras de conciencia. Un discurso penosamente aún muy vigente.

Dentro de su filmagrafía esto será todo por el momento…me faltan ver las últimas películas de la decada de los 60’s aún. Para el sexto especial las añadire. Muchas gracias y espero lo hayan disfrutado. hasta la próxima.

Advertisements
Anuncios

Tagged: