Homovidens

| |

h01.jpg

Bien lo dice Giovanni Sartori en su tesis; ya no somos más seres pensantes somos seres VISUALES, poco a poco hemos evolucionado del Homosapiens al Homoludens para convertirnos finalmente en el Homovidens moderno, las imágenes ahora pesan más que mil palabras, imágenes que nos dicen que creer, que sentir, que pensar.

La vista uno de los sentidos más valorado por el hombre se ha convertido en eje rector de la vida cotidiana, ahora nos dicta la idiosincrasia general. Ante una explosión de medios que invaden nuestro día con día, una era multimedia y digital que nos absorbe y nos convierte en una extensión más de su interminable red, me hace preguntarme ¿somos lo que vemos ó vemos lo que somos?, será el fin del pensamiento abstracto lo visible derrotará a lo intangible.

La televisión, el cine, Internet, hasta Youtube nos cuentan miles de historias que nos involucran y nos hacen participar en ellas, historias que nos hacen ver más allá de nuestros horizontes físicos, nos seducen y nos transportan a lugares nunca conocidos (curioso creo que esa era función de la imaginación, es posible ya no lo recuerdo) que nos distraen de las frustraciones de la vida diaria, son medio de escape a la realidad.

Y nadie puede negar ser un Homovidens, cuantos de nosotros hemos rechazado a la personalidad en pro del aspecto visual de alguien, belleza versus personalidad, forma contra fondo. Todos hemos sido amigos inseparables de la tele en nuestros ratos de ocio, aficionados amateur al séptimo arte y cibernautas ansiosos de más y más información que nunca terminamos de devorar, nuestro apetito visual es insaciable y siempre esta en busca de más.

Y no digo que este mal o bien, solo cuestiono el hecho de pensar lo que se nos dice que pensemos; me gusta más la idea de poder analizar toda aquella información visual con la que nos bombardean cada día filtrándola y depurándola para creer y pensar lo que cada uno quiera.