Igor, un personaje creado por el cine

Compartir es bueno
Share on facebook
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Anuncio

Dentro de la mitología de Frankenstein, uno de los elementos infaltables es la presencia de Igor, al grado de que se ha vuelto ya un elemento infaltable para el estereotipo del científico loco. Sin embargo, cualquiera que haya leído la novela original, seguramente sabrá que éste nunca aparecía dentro de la historia. Sin embargo, es uno de los mejores ejemplos de como el cine puede crear arquetipos que permean todos los medios.

Curiosamente, los orígenes de Igor se remontan al teatro, donde en la primera puesta en escena de la obra de Frankenstein,   titulada Presumption: or the Fate of Frankenstein, del año 1923, donde se le da al personaje un ayudante de nombre Fritz, para que pudiera tener interacciones de diálogos en sus largas escenas en el laboratorio. Curiosamente, este personaje, si bien servil y adulador, no era aún deforme.

En la cinta clásica Frankenstein, Fritz aparece por primera vez como asistente del doctor, y si bien no era totalmente deforme, era terriblemente feo, dando ya las bases del personaje. Igor como tal. La definición completa vendría en la cinta de 1939 Son of Frankenstein, donde el personaje es interpretado por Bela Lugosi, con el nombre de Ygor. Aunque barbado – característica que pierde en posteriores caracterizaciones – es ya la definición perfecta de lo que sería el arquetipo en la actualidad.

En diversas variaciones, referencias, parodias y guiños, Igor ha formado parte de la historia del cine, tanto dentro como fuera de las historias de Frankenstein, probando la fuerza que puede tener el cine en el inconsciente colectivo.

Advertisements
Anuncios