Isela Vega, una carrera incomprendida

| |

El día de hoy, fallecería una de las actrices más reconocidas y con mayor carrera dentro del cine mexicano: Isela Vega. Desafortunadamente, la gente suele relacionarla de inmediato con el cine de ficheras, pues es un hecho que participó en una gran cantidad de esas cintas. Sin embargo, se trató de una actriz realmente versátil y muy talentosa, que si bien no siempre tuvo la oportunidad de demostrar su verdadero alcance, aunque tuvo momentos realmente notables.

Isela nació en Hermosillo Sonora, donde se dio a conocer cono la Reina del Carnaval, de donde saltó a las pasarelas de modelaje. De ahí, comenzó a realizar pequeños papeles cinematográficos, debutando en 1960 en Verano Violento. Su primer papel importante se daría en Don Juan 67, donde se dio a conocer por su sensualidad, que la hizo la favorita de las sexy comedias de la época.

Para 1974, tendría su oportunidad de mostrar sus dotes actorales en la co-producción mexico-estadounidense Tráiganme la Cabeza de Alfredo García, donde logró una gran proyección en el otro lado de la frontera. Para 1977, sin embargo, veríamos una de sus mejores actuaciones, la Viuda Negra, en donde logra combinar su capacidad dramática con la sensualidad que le era característica.

Al año siguiente, realizaría El Llanto de la Tortuga, otra obra maestra del cine mexicano que ha sido olvidada, pero que le permitió explorar otros campos, aunque continuó haciendo sexy comedia de forma esporádica.

Conviene echarle un ojo a estas cintas, pues son joyas de la cinematografía mexicana que pocos conocen.