Jared Leto podría dar una pista de su Joker con una imagen en Twitter.

| |

Jared Leto ha subido una imagen a Twitter que podría muy bien ser un bonito adelanto de lo que sería una versión de The Killing Joker, claro que visto de alguna manera, ya sea en Batman v Superman: Dawn Of Justice, o Suicide Squad. Vamos a desenmarañar esto.

Jared Leto será protagonista de Suicide Squad en el 2016 (y los rumores dicen que en realidad hará su debut en Batman vs Superman de ese mismo año) como The Joker. Los fanaticos aún no han visto mucho de Leto haciendo suyo el papel como el enemigo desquiciado de Batman, pero lo que hemos visto, sin duda ha dejado a los fans divididos en cierto sentido sobre si deben o no esperar grandes cosas de su versión, pero por desgracia, esto es algo que sólo el tiempo dará la resolución.

Sin embargo, Leto aparentemente ha adoptando el papel con mucho entusiasmo (informes de los miembros del elenco y el equipo de compañeros dicen que el actor usando un metodo de actuación para obtener y dar el clavo con el rol, muy a lo que hizó Heath Ledger en The Dark Knight), y el día de hoydio a conocer un pequeño avance en un lugar misterioso a través de su perfil de Twitter.

 

 

Como se puede ver en la imagen anterior, Leto parece estar luciendo el sombrero clásico del polemico, pero clásico arco de  Alan Moore, The Killing Joke, así como supuestos pantalones cortos, lo cual recuerda al traje del Joker en la novela gráfica anteriormente mencionada, la camisa tiene mangas cortas, y podría ser la clásica camisa de Turista que el  Joker se puso en esa historia. La naturaleza de la imagen sin título sin duda deja a la imaginación de lo sespectadores, aunque no podemos decir que esto podría pasar, aqui la imagen para que se hagan una idea.

 

Killing jOKE

 

Por supuesto, la foto podría simplemente ser de Leto tomando una caminata y no tener nada que ver con el DCEU en absoluto, nadie más que Leto realmente sabe a ciencia cierta hasta este punto, pero la posibilidad de que esto sea una alusión a un cierto momento entre Barbara Gordon y The Joker es algo que resulta emocionante para el fan más acerrimo. Lo sabremos con seguridad el próximo año, ya sea cuando Batman vs Superman se estrene, o cuando Suicide Squad lo haga.

 

 

 

Jared Leto

Jared Leto

Jared Joseph Leto (Bossier City, Luisiana, Estados Unidos; 26 de diciembre de 1971) es un músico multiinstrumentista, actor, director y productor estadounidense, ganador del Oscar, el Globo de oro, el Sag, entre otros premios, como director también es conocido con el nombre de Bartholomew Cubbins, pero es más conocido por ser el vocalista, guitarrista, bajista, pianista, compositor y fundador de la banda de rock alternativo 30 Seconds to Mars.

Sus primeras participaciones en televisión las realizó en las series: Camp Wilder en 1992, Almost Home en 1993 y My So-Called Life en 1994 junto a Claire Danes. Su debut cinematografíco se llevó a cabo en How to Make an American Quilt. Más tarde participó en las películas Secuestro (1997), Urban Legend (1998), La delgada línea roja (1998), Fight Club (1999), Requiem for a Dream (2000), Panic Room (2002), Lord of War (2005) entre otras. Lanzó su álbum debut en 2002, el cual fue titulado con el mismo nombre de la banda. El álbum recibió críticas positivas en general. Desde ese momento la banda ha ido creciendo en popularidad y reconocimiento en todo el mundo, la popularidad de la banda y las ventas de su segundo álbum, le dieron a Leto la oportunidad de participar en el «6th Annual Hollywood Life Awards» de diciembre del año 2006.

Entre sus principales éxitos está la canción «The Kill», la cual se encuentra en su segundo álbum de estudio A Beautiful Lie, y también la canción «Kings and Queens», perteneciente a su tercer álbum This Is War. A principios de 2013 finalizó la grabación de su cuarto álbum de estudio con 30 Seconds to Mars, Love, Lust, Faith and Dreams, del que se desprende el sencillo «Up In the Air», que fue lanzado al espacio desde la NASA.

Comienzos en televisión (1992-1995)

En 1992 Leto se mudó a Los Ángeles para comenzar su carrera como actor. Obtuvo sus primeros papeles en series de televisión como Camp Wilder y Almost Home en 1993, después participó en la serie My So-Called Life5 como el objetivo de Claire Danes, Jordan Catalano.6 Un año más tarde, en 1994 hizo su debut en televisión en Cool and the Crazy.7 En ese momento Jared ganó bastante popularidad siendo considerado un ídolo juvenil. Su debut cinematográfico se produjo en la película How to Make an American Quilt en 1995, un título dirigido por Jocelyn Moorhouse.8 Más tarde coprotagonizó junto a Christina Ricci la película The Last of the High Kings, no obstante, también participó en la película Secuestro de 1997.

Temprano éxito crítico (1997-1999)

Su primer papel protagonista fue en Prefontaine (1997), que recrea la biografía del corredor Steve Prefontaine. Para el papel Leto indagó en la vida del deportista, su familia y amigos, adaptando su voz y hasta su forma física. La transformación fue tan completa que, al verlo, la hermana de Steve se emocionó hasta llorar. Su actuación obtuvo muy buenas críticas.

Después de conseguir el papel de un joven aristócrata en la película de 1998, Basil, protagonizó el film de terror Urban Legend, dirigida por Jamie Blank. En ésta interpreta a un estudiante de periodismo que, junto a sus compañeros, persigue un asesino en serie que recrea una antigua masacre convertida en leyenda urbana.9 Dicha película obtuvo un gran éxito comercial. Más tarde, vendrían La delgada línea roja (1998), Black and White (1999), Fight Club (1999) y Inocencia interrumpida (1999) junto a Winona Ryder y Angelina Jolie. Por esta interpretación Leto fue nominado a un premio de la Broadcast Film Critics Association en la categoría de mejor actor de reparto.

Reconocimiento mundial (2001-2006)

Jared Leto interpretó el papel de Paul Allen en el film de culto American Psycho, película basada en la obra del mismo título del novelista Bret Easton Ellis. Posteriormente interpretó a un adicto a la heroína en otro reconocido film, Requiem for a Dream. La preparación para dicho papel fue extrema. Leto vivió en las calles de Nueva York y se aisló completamente, incluso interrumpió el contacto con su novia del momento, Cameron Díaz, durante dos meses. Perdió 28 kilos para interpretar con realismo a su personaje. Finalizado el rodaje, se trasladó a Portugal, para retirarse una temporada en un monasterio y así recuperar su salud y peso. Luego admitió que quizá se extralimitó un poco en la preparación y confesó que fue lo más duro que ha hecho.

Después de pasar dos años con su carrera musical, Jared volvió al trabajo del cine en 2004, en el papel de apoyo de Hephaestion en la película de Oliver Stone Alexander/Alejandro Magno, aunque la película fue un fracaso en el país, pero tuvo éxito a nivel internacional con una factorización de 139 millones de dólares fuera de los EE UU.

Jared apareció en la película Chapter 27, que se estrenó en 2007, donde interpreta el papel de Mark David Chapman, el asesino de John Lennon, pero para dicho papel tuvo que aumentar 30 kilos. Ganar peso fue más fácil que hacer dieta para tener una forma esquelética para su papel del drogadicto de Harry Goldfartb. De hecho tuvo que usar una silla de ruedas debido a la tensión del repentino peso ganado en poco tiempo.

En noviembre de 2012 se anunció que Jared aparecerá como un joven delgado víctima de VIH en la película Dallas Buyers Club. El rodaje comenzó en noviembre de 2012 y la película se estrenó a fines de 2013. Por esta actuación, Jared fue nominado en los Globos de Oro, SAG Awards, Indie Spirit Awards y los Premios Óscar, en el 2014, como mejor actor de reparto, ganando todos los premios.

En 2016 aparecerá en la película Suicide Squad donde dará vida al villano Joker.

THE JOKER

The Joker

El Joker (también conocido como el Guasón en hispanoamérica) es un personaje ficticio, un súpervillano que aparece en los libros e historietas publicados por la editorial estadounidense DC Comics. Su nombre en español quiere decir Bromista, aunque también hace referencia a un naipe de la baraja inglesa, equivalente al comodín. No se sabe nada de su pasado, él mismo ha dicho que está confundido con lo que realmente pasó, reinventando siempre el hecho que hizo cambiar su apariencia.

Es un enemigo de Batman y es considerado por muchos como su mayor rival; una de las razones es que ha sido responsable de numerosas tragedias en su vida, como la parálisis de Barbara Gordon y la muerte de Jason Todd quien fue el segundo Robin. Fue creado por Jerry Robinson, Bill Finger y Bob Kane,6 como un psicópata asesino, pero debido a los límites establecidos por la Comic Code Authorithy, su personalidad fue cambiada a la de un simple bufón inofensivo, al cual le gustaba molestar a los policías. Sin embargo, en el «renacimiento de los cómics de Batman» recuperó su antigua personalidad de maníaco homicida y a lo largo de los años ha ido volviéndose más oscuro a tal grado de ser capaz de asesinar niños indefensos, como es descrito en la película The Dark Knight, donde lo único que busca es ver arder el mundo. Su primera aparición fue en Batman nº1.

Su apariencia es la de un payaso con piel de color blanco, pelo verde y una egocéntrica sonrisa en su rostro. Todos estos rasgos son dados por un accidente que tuvo en su juventud. Este accidente puede verse en la novela gráfica de Alan Moore Batman: The Killing Joke.8 Ha sido repetidamente analizado por los críticos como el adversario perfecto de Batman, cuya larga relación, a menudo es paralela al concepto del yin y yang: Batman es un personaje serio, con un traje de colores oscuros y el Joker es colorido y alocado.

Fue interpretado por César Romero en la serie de televisión de los años 60, por Jack Nicholson en Batman de Tim Burton, por Mark Hamill en Batman: The Animated Series y por Heath Ledger en The Dark Knight de Christopher Nolan. Posteriormente, Ledger ganó el premio a mejor actor de reparto en los Premios Óscar de 2009 por su interpretación del personaje.

Es uno de los villanos más icónicos y reconocidos, ocupa el puesto número uno de los 100 mejores de todos los tiempos según el sitio web de The Wizard. También fue nombrado el segundo mejor villano de la lista de IGN, Así como el puesto número ocho de los mejores personajes de cómics según la revista Empire, y fue catalogado como el quinto mejor personaje en la revista Wizard.

Datos sobre el personaje

El Joker ha evolucionado desde su creación aunque la imagen dominante es la de un psicópata esquizofrénico pero muy inteligente, que además tiene un retorcido y sádico sentido del humor. También existe otra representación, la cual resultó muy popular en la década de 1940, esta es de un ladrón-bromista excéntrico pero inofensivo. En Batman: la serie animada mezclan estos dos aspectos.

Sus víctimas incluyen a hombres, mujeres, niños, e incluso sus compañeros y amigos, tampoco tiene límites, por ejemplo en la novela gráfica Joker, asesinó a más de 2.000 personas en un solo día. No le han sentenciado con la pena de muerte ya que es visto por la ley como un enfermo mental y en lugar de ser asesinado es enviado al Asilo Arkham.

Batman ha tenido numerosas oportunidades de asesinar al Joker, pero no lo ha hecho debido a una moral que posee. A pesar de haberlo intentado varias veces, el Joker no tiene la intención de asesinar a su archienemigo, según él, si lo hace no tendría nada que hacer en la vida. Además, en un enfrentamiento con Jason Todd, Batman admite que a menudo fantasea con matar al Joker, pero que no va a darse el placer porque sabe que no habría vuelta atrás, lo que resulta en una aparentemente interminable batalla entre estos personajes.

El Joker es reconocido por muchos como el más grande enemigo de Batman. Al igual que otros villanos del universo DC, Joker no asesina al instante, sino prefiere torturar a su víctima, En un cómic Detective Marciano usó todo su poder para curar la retorcida mente del personaje, sin embargo los resultados fueron temporales.

Ha formado muchas alianzas con villanos del Universo DC, e incluso de Marvel Comics, la más popular fue la de Carnage,un enemigo del Spider-Man. Lex Luthor muchas veces ha formado alianzas con él.

También ha sido representado en una variedad de diferentes historias que redefinen los elementos de la apariencia, características y personalidad de él. Cada publicación normalmente establece su propia continuidad, y a veces presenta universos paralelos, hasta el punto en que sea presentado en uno distinto. No solamente se ha presentado una versión diferente, sino también hay otros que usan esta identidad.

Cine y TV

El personaje de Joker ha aparecido también distintos medios fuera a las historietas, inclusive, ha sido desarrollado con el fin de dar lugar a tiras de prensa de periódicos sindicados, libros, radio dramas, programas de televisión y varias adaptaciones cinematográficas.

Su primer aparición fuera de un cómic, fue en la serie de televisión de Batman: The Series, interpretado por César Romero; aquí se presenta su versión de la edad de plata de los cómics, un bufón inofensivo que le gusta molestar a los policías. El programa fue creado con un sentido del humor «ostentoso», a pesar de esto se convirtió en un fenómeno popular. En la autobiografía de Adam West, Back to the Batcave, revela su disgusto por el uso del término camp para calificar la serie, pues en su opinión era una farsa o sátira, siendo deliberada en ese aspecto. Finalmente el espectáculo duró 120 episodios, concluyendo en 1968. Es uno de los villanos principales, junto al Pingüino, Acertijo y Catwoman en la película de la serie. Posteriormente apareció como el antagonista principal en Batman de Tim Burton, aquí fue interpretado por el veterano Jack Nicholson y se crea a un personaje de nombre Jack Napier, un mafioso muy respetado en Gotham que durante un asalto a una fábrica, es sorprendido por Batman y al igual que en The Killing Joke, intento escapar y cayó en un estanque de residuos tóxicos, transformándose así en el Joker. Más tarde se tenía pensado que Nicholson hiciera un cameo en la cancelada Batman Triumphant.

Apareció en Batman: la serie animada con la voz de Mark Hamill, así como en las secuelas de la serie, la personalidad que tiene en este medio es una combinación del bufón inofensivo y el maníaco homicida.

El Joker aparece en Batman Beyond: Return of the Joker y su «heredero» es el villano principal. En la serie animada The Batman lo presentan de una manera muy diferente a la original, con el pelo largo y los ojos rojos e incluso está jorobado. También apareció en la película de la serie The Batman vs. Dracula, aquí es mordido por Drácula transformándose en un vampiro, pero al final es vuelto a la normalidad por un antídoto que hizo Batman.

Heath Ledger interpretó al personaje en The Dark Knight, aquí se busca demostrar la psicología del Joker, es decir, su manera de pensar y su finalidad en la vida; a diferencia de los cómics el color blanco de su piel es simplemente pintura y no es su color natural, mientras que la sonrisa está formada por cicatrices como las de una Sonrisa de Glasgow. Su actuación logró ser tan convincente y profunda que Ledger ganó el premio Óscar al mejor actor de reparto.

Apareció en Batman: Under the Red Hood, También apareció como cameo al final de The Dark Knight Returns – Part 1, así como en su secuela, aunque en está es un personaje principal. También ha desarrollado papeles en Young Justice, Liga de la Justicia (serie animada), Batman: The Brave and the Bold, Justice League: Crisis on Two Earths, aparece en un comercial llamado DC Super Friends y en el primer episodio de la serie Birds of Prey, aunque su papel es menor.

Jared Leto interpretará al personaje en la adaptación cinematográfica del Suicide Squad el 2016.

En la serie Gotham es interpretado por Cameron Monaghan con el nombre de Jerome. Hace su primera aparición en el episodio “The Blind Fortune Teller”.

Habilidades y Capacidades

A diferencia de otros enemigos de Batman, él no posee ningún superpoder, sin embargo es descrito en muchos medios como un genio, llegando a crear diversidad de artefactos que lo ayudan a cumplir sus objetivos. Una herramienta suya, que resulta ser bastante popular, es el «Gas de la risa», que a pesar de que su nombre da a entender que hacer reír a la gente, en realidad le provoca un choque anafiláctico debido al bloqueo de los canales de calcio y potasio; Dependiendo de la dosis, la piel puede cambiar de color y el cabello puede volverse verde.

Un «símbolo» suyo es dejarle a sus víctimas una egocéntrica sonrisa, en la mayoría de los cómics es provocada por el gas de la risa y en raras ocasiones por un veneno letal que tiene en la flor de su traje. Hay ocasiones donde se quiere presentar una versión más realista del personaje y la sonrisa es una cicatriz hecha con un cuchillo.

Joker utiliza todos los elementos que usa un payaso común, sin embargo él los modifica para transformarlos en armas mortales como es el caso de la ya mencionada flor que lleva en su traje. También tiene una pistola especial que dispara una bandera con el texto BANG! o GOTCHA! (¡CAÍSTE! en español). Las armas que más resaltan son los comodines hechos de acero que guarda debajo de su manga; cuando los arroja a sus enemigos, éstos pueden resultar gravemente heridos. También usa armas comunes como cuchillos. Sus habilidades de combate cuerpo a cuerpo varían dependiendo del autor o del medio; siendo en ocasiones hábil y fuerte, mientras que en otras es frágil y fácil de derrotar; aunque generalmente lo presentan como alguien que no posee habilidad para pelear.

Vestimenta

La vestimenta del Joker no varía tanto como es el caso de otros enemigos de Batman, por lo general usa un traje morado con una camisa anaranjada —sin embargo esta puede ser verde, o blanca con líneas— también usa un moño o una corbata de color azul verdoso. En la novela gráfica de The Dark Knight Returns la vestimenta del Joker cambia completamente, usa un traje muy elegante de color blanco, una camisa negra y una corbata. Su piel es de color blanco y su pelo de color verde, según Alan Moore esto se debe a un accidente que tuvo en su juventud.

BATMAN: THE KILLING JOKE.

The Killing Joke

Batman: The Killing Joke —en español: Batman: la broma asesina, conocida también en Hispanoamérica como Batman: la broma macabra y Batman: la broma mortal— es una novela gráfica de Batman publicada por la editorial estadounidense DC Comics en 1988, escrita por Alan Moore, dibujada por Brian Bolland y coloreada por John Higgins. Su título ha sido traducido al español con más de una variación debido a que es una expresión en inglés inexistente en el primer idioma, que se refiere a dos lecturas o sentidos: «Una broma para morir de la risa», y a su vez a la oscura referencia humorística de un asesinato criminal. La obra iba a ser publicada originalmente en 1987, pero su lanzamiento se retrasó un año por diversos problemas. La historia examina el trasfondo del villano conocido como el Joker y muestra sus orígenes y primer encuentro con el Hombre Murciélago. La historia del cómic es famosa por su nudo argumental, en el cual el villano decide atacar al jefe de policía de Gotham James Gordon, a quien intenta volver loco, y a su hija Barbara, a quien dejaría paralítica luego de dispararle a quemarropa.

La historieta trata sobre temas como la locura, la maldad y el bien. Su escritor expone al héroe y al villano como dos personajes sumamente parecidos y alude a que ambos pasaron por momentos muy difíciles, que los llevaron a convertirse en lo que son. También expone la posibilidad de que Batman esté tan enfermo mentalmente como el Joker, con la diferencia fundamental de que El Caballero Oscuro demuestra y canaliza su locura de forma diferente. The Killing Joke presenta numerosas influencias de la obra anterior del escritor, Watchmen, y tiene prácticamente el mismo estilo en el uso de las viñetas y diversas técnicas de representación gráfica, en las que cambian tanto los colores como los estilos de diseño. La novela se volvió una de las historias más importantes del Joker y de la editorial y fue una de las pocas que se decidió conservar intactas en el relanzamiento que DC hizo de todas sus historietas en septiembre de 2011 como parte de su nueva línea argumental titulada The New 52. El reinicio se debió a que deseaban darle nueva vida a sus personajes para atraer a lectores más jóvenes. La obra también sirvió de inspiración para un gran número de adaptaciones y trabajos cinematográficos sobre Batman, así como para diversos espectáculos.

DC Comics publicó Batman: The Killing Joke tanto en los Estados Unidos como en Canadá y diversas tiendas en línea o editoriales la distribuyeron en Australia, Irlanda, el Reino Unido y otros países, siendo algunas de las más conocidas Amazon.com, Barnes & Noble y Waterstone’s. La historia recibió diversos comentarios de parte de los críticos especializados, y si bien tuvo una buena acogida de parte de los lectores, posteriormente recibió un terrible rechazo de parte del propio Alan Moore, quien alegó nunca sentirse satisfecho con su trabajo. La obra también fue criticada duramente por el ataque del Joker a Barbara Gordon, quien antes del suceso era la heroína Batgirl. Para celebrar el vigésimo aniversario de la novela, DC Comics lanzó una edición especial de la obra que incluía una introducción y numerosas páginas extra, y además fue recoloreada por completo por Bolland, con el fin de darle al cómic la dimensión oscura que tenía originalmente planeada para la obra.

 

Trama

La historieta comienza con la visita de Batman al manicomio Arkham para hablar con el Joker sobre su futuro y, así, intentar evitar que uno asesine al otro si continúan enfrentándose. Luego de intentar razonar con el villano Batman descubre que este en realidad se ha fugado del hospital dejando un señuelo en su celda. Posteriormente a que el héroe decida iniciar su búsqueda del Joker se procede a mostrar cómo es que al escapar del manicomio él decide adueñarse de un parque de atracciones asesinando a su dueño y parte de su origen a través de una serie de flash backs que muestran los problemas financieros que tenía desempeñándose como comediante, por los cuales apenas podía mantener a su esposa embarazada.

Paralelamente el comisionado de policía James Gordon se encuentra en su departamento junto a su hija Barbara revisando numerosas noticias sobre el villano fugado; cuando alguien toca a su puerta, ella es quien decide ir a ver, recibiendo un disparo a quema ropa de parte del Joker al abrirse la puerta. Luego de que los secuaces del psicópata golpeen y se lleven al padre de Barbara, ella es fotografiada desnuda y ensangrentada por su atacante quien dice hacerlo «para probar un punto de vista». Pasado todo esto otra serie de flash backs muestra cómo es que el joven comediante que después se convertiría en el Joker decide realizar un robo a una vieja planta de tratamiento de químicos en la que trabajó, con el fin de darle un mejor futuro a su hijo. Una vez que finaliza el trato con los matones que le ayudaran a dar el golpe el joven descubre que su esposa ha muerto electrocutada en la casa que rentaban. Sin motivos para realizar el robo el comediante es forzado por sus secuaces a ayudarlos y a servir como el líder del grupo (ya que él sabía como moverse a través de la planta) y obligado a vestirse como el famoso villano Red Hood. Cuando están por concretar su gran golpe los ladrones son descubiertos por la policía, luego de que los matones mueren baleados —y el único que queda es el comediante— este decide saltar a un gran barril de desechos químicos al momento de ser sorprendido por Batman; al surgir de entre los desechos lo hace con la piel y el cabello gravemente alterados.1

En la actualidad, Batman busca al Joker al descubrir que fue quien atacó a su aliada y quien raptó a James Gordon, esto después de ir a visitar al hospital a la joven y enterarse que el ataque la dejó paralítica de por vida. En su parque de atracciones el villano tortura a Gordon mostrándole las fotos de su hija desnuda y utilizando electricidad con el fin de según él: «Demostrarle al mundo que es más simple acercarse a la locura y que un mal día puede hacer que hasta el más cuerdo de los hombres enloquezca». Cuando Batman encuentra al jefe de la policía de Gotham en una celda desnudo y sin habla decide ir en busca del Joker para regresarlo al manicomio Arkham e intentar demostrarle que siempre hay otra salida en vez de la locura, luego de que el villano se compare con Batman aludiendo a que él también debió tener un mal día —que lo motivó a vestirse de murciélago— este es detenido y golpeado por el héroe quien le revela que Gordon fue capaz de resistir su tortura.1 La novela gráfica finaliza con Batman llevando al villano de regreso al asilo y con el Joker contando un chiste que hace reir a Batman:

 

Había una vez dos tipos en un manicomio y una noche deciden que ya no les gusta vivir en él. ¡Así que deciden escaparse! Entonces se suben al tejado y ahí, ven las azoteas de los edificios de la ciudad, que se pierden en el horizonte bajo la luz de la luna […] que se pierden hacia la libertad. El primer tipo da un salto y cruza sin problemas. Pero su amigo no se atreve —porque teme caerse—. Entonces el que ha saltado tiene una idea y dice: «Llevo una linterna encima alumbraré con ella la distancia que separa ambos edificios para que así puedas caminar por el haz de luz». Pero el otro niega con la cabeza, y dice: «¿Pero acaso crees que estoy loco?. ¡La apagarías cuando fuera por la mitad!».

 

Elaboración del cómic

Antecedentes y creación

Batman: The Killing Joke fue escrito por Alan Moore, un guionista de cómics británico conocido por su trabajo en novelas gráficas como Watchmen, V for Vendetta y From Hell y por ser un escritor con un intrínseco conocimiento histórico de las historietas, pudiendo gracias a eso utilizar numerosas posibilidades metafóricas. Con él colaboró el dibujante de cómics —también británico— Brian Bolland, quien anteriormente trabajó en la serie limitada Camelot 3000 y en los cómics en los que aparecía el personaje Judge Dredd. La novela comenzó a planearse en 1984 y la idea original era que se tratara de una aventura entre Batman y Judge Dredd, pero fue desechada después de que el editor de cómics Len Wein la considerara poco viable y le comentara al guionista que lo mejor sería hacer una historia con personajes de la serie de Batman. Moore decidió iniciar en ese año una nueva obra junto con Bolland en la que el Joker fuera el personaje central, esto luego de que el artista seleccionara a su nuevo protagonista. Después de que Moore completara la historia, Bolland inició la escenificación, proceso en el que creó originalmente 128 páginas, pero cuando el editor original de Batman: The Killing Joke fue reemplazado por Dennis O’Neil, quien estaba concentrándose en desarrollar las obras Batman: Year One y Batman: The Dark Knight Returns la novela de Moore debió retrasarse. El trabajo de las ilustraciones demoró casi dos años en completarse, teniendo en general pocas intromisiones de parte del editor, quien dijo a esto:

 

«Es un problema de los editores que no deseaba tener, no quería tener que estar molestando a nadie. Así que traté de contratar a profesionales que cumplieran con lo que dijeron que harían. […] Con otros artistas siempre se debía establecer una fecha límite y eso era algo horrible».

Respecto al estilo de la obra Moore comentó que el escribirla justo después de finalizar Watchmen provocó que terminara utilizando el mismo estilo de narración y posteriormente agregó al referirse a su idea de paralizar permanentemente a Barbara Gordon: «Le pregunté a los de DC si tenían algún problema respecto a lo que le haría al personaje que fuera Batgirl en ese tiempo, recuerdo hablar con Len Wein —editor de la obra en ese momento— y escucharle decirme que “lisiara a la perra”. Probablemente fue una de las áreas donde me tenían que haber refrenado, pero no lo hicieron».

El contenido de la obra se entrelaza con algunas de las primeras historietas de DC Comics, ya que muestra como el joven comediante es obligado a vestirse como el villano conocido por el nombre de Red Hood, que apareció originalmente en el cómic de 1951 Batman n.º 1 titulado como: «The Man Behind the Red Hood» («El hombre tras la capucha roja») y Detective Comics n.º 168, de quien se desconocía la identidad hasta el momento de publicarse la novela gráfica. Luego de trabajar en Watchmen y Judge Dredd respectivamente los artistas John Higgins y Richard Starkings fueron contratados como colorista y como rotulador. Una vez finalizados los trabajos en la obra su publicación se programó finalmente para 1987, pero por diversos problemas editoriales terminó apareciendo en el mercado en 1988. En oportunidades posteriores a la publicación, Bolland aseguró que Batman: The Killing Joke no fue instigado totalmente por Moore, sino por él mismo, y aludió lo que él llamó como: «Grandes deseos de trabajar con uno de los guionistas más aclamados [de ese momento]». El artista también se refirió a cuáles fueron los retos de participar en la obra: «Uno de los problemas a superar era el sentimiento de que esto es lo mejor que pude hacer en mi carrera, yo solo deseaba en esos momentos estar a la altura de mis expectativas».

Temas y contenido

La novela tiene como temas centrales a los distintos polos de la ley —acompañada de la lucidez— y el mal que se une a la locura. Moore se basa en la idea de dos personalidades que son icónicas, representativas tanto del bien como del mal. Dentro de la historia se toman los temas de la superación de adversidades, de ver cuanto es capaz de aguantar el humano hasta perder dicha humanidad; esto es mostrado mediante el intento del Joker de mostrar que el jefe de policía puede perder la razón y cometer crímenes bajo la presión adecuada. Para lograr su objetivo el villano busca una comparativa entre las cosas que recuerda y no puede soportar de su pasado (como la pérdida de su esposa embarazada) y su elaborado plan con el que busca que Gordon se despida de su cordura y decida matarlo olvidándose de las leyes y de su función en la sociedad. Luis Miguel Artabe describiendo la obra para el sitio web Tebeosfera, dijo: «Formalmente, la obra es una sucesión de caminos paralelos, saltos espaciales y temporales que terminan reuniéndose con la llegada del héroe al parque en el que se esconde el villano».

Otro de los temas de la novela es la posibilidad de que Batman esté tan loco como los criminales que combate, pero manifestando dicha locura de una forma diferente. Respecto a esto Moore comentó en una entrevista: «Batman y el Joker son reflejos uno del otro». Geoff Klock, autor del libro How to Read Superhero Comics and Why, realizó un análisis de los personajes y su papel en la historia en el que señaló: «Batman y el Joker no son otra cosa que el resultado de un mal día. El héroe gasta su tiempo forjando su vida a partir de dicho día, mientras que el villano refleja lo absurdo de la vida y su injusticia». Además de servir para profundizar en el estado mental del propio Batman se muestra como el héroe es imperfecto, al señalar sus peores momentos y sus dolores del pasado, y como fue su mal día personal lo que lo llevó a tomar el manto de murciélago. El Joker sirve a la historia como un narrador poco fiable, ya que el personaje admite que tiene pocos recuerdos o bien memorias modificadas de lo que ocurrió con él antes de volverse loco (argumentando que «si va a tener un pasado prefiere que sea uno de opción múltiple»), lo que provoca que el lector no sepa si lo mostrado como su pasado es algo oficial, y evitando así también que el narrador omnisciente —que participa en pocas ocasiones dentro de la obra— deba entrar en la mente de los personajes ya que son ellos mismos quienes comentan lo que ocurre en sus pensamientos. Los recuerdos del villano también sirven para acentuar la imagen de un mundo dentro del universo de DC Comics lleno de violencia y nihilismo moral. En la novela se aprecia a un Joker despiadado, que extrema sus métodos para realizar fechorías que no van dirigidas a cosas como dinero, poder político o drogas. Lo que él busca es, de alguna manera, algo más metafísico, algo que se relaciona con el interior de cada ser humano. La historia de su origen también sirve para humanizar al personaje volviéndolo trágico y acercándolo al héroe. Rafael Valle en el artículo que escribió para el diario La Tercera en honor del cómic declaró:

«Moore es un guionista que planeo la historia cuadro por cuadro, junto a Bolland logro crear algo con un ambiente sombrío, pesadillesco, que estaba muy emparentado con Watchmen por su modelo de relato en forma de puzzle y un montaje prácticamente cinematográfico. […] Esta historia también presenta momentos de lucidez, demostrados por los diálogos de Batman, entre los que destaca la pregunta: ¿Cómo puede ser que dos personas que no se conocen se odien tanto?. […] Los lectores presenciamos una historia que escarba en el vinculo demencial de dos personajes que han pasado años en mutua persecución».

Es posible realizar diversas comparaciones dentro de la obra, para demostrarlas Moore utiliza saltos espacio temporales con numerosas similitudes entre las imágenes de la preparación del plan del psicópata y las de la transformación del comediante. Algunos de los diálogos utilizados por el guionista se repiten, ironizando el combate final entre héroe y villano, de estos los más importantes son los que presentan las palabras de Batman al Joker al momento en que el héroe ingresa a Arkham y posteriormente cuando el villano es devuelto ahí: «Vengo a hablar. […] He estado pensando últimamente, sobre tú y yo. Sobre lo que va a ocurrirnos al final. Nos mataremos el uno al otro. […] Puede que me mates. Quizás te mate yo antes. Sólo quería sentir que había intentado hablar las cosas y evitar que ocurran». Otra forma metafórica utilizada por Moore para demostrar el hecho de que dentro de la historia todo terminará como inició es el uso de viñetas que muestran las ondas producidas por la lluvia en un charco que también se repiten tanto al inicio como al final de la historia.

Estéticamente hablando se utiliza una gran gama de efectos visuales, tales como composiciones de imagen y color en las que se unen puntos diversos de la trama. Algunos ejemplos de esto son el uso de un payaso en referencia a la difunta esposa del protagonista, la posición en la que el comediante se lanza a los desechos, misma en la que es torturado James Gordon, entre otras. También son utilizados de forma diferente las viñetas, siendo algunas mucho más grandes de lo normal, haciendo que el lector deba detenerse para ver con más atención todos los detalles que entran en esta, produciendo un efecto de cámara lenta en la lectura. Para diferenciar los niveles narrativos Higgins usó diferentes esquemas de colores, mientras las cosas que ocurren en la actualidad son presentadas a todo color el pasado esta en tono sepia. Se transfiere en reiteradas ocasiones la imagen de los personajes desde las viñetas que representan el pasado del villano a las que muestran su presente, indicando así un recuerdo y recalcando que lo mostrado proviene de la conciencia del Joker

Continuidad

Diversas obras repasan lo ocurrido en Batman: The Killing Joke, de las cuales las más conocidas son The Batman Chronicles y Batman and Robin; en la primera Oráculo le comenta a Bruce qué sabe de la broma —con la que termina la novela—, mientras que la segunda muestra como Batman le consigue una nueva columna a su hijo Damian luego de que resultara gravemente herido —que no realizó por Barbara—. Adam Hughes creó, para el número 75 de la serie Superman/Batman, una historia de 2 páginas en la que se detallaron las tragedias de Oráculo y los triunfos de Supergirl, la breve sucesión de imágenes llamada World End… but Life Goes OnEl mundo termina… pero la vida sigue») contrasta la vida de las heroínas. También hay otros cómics que continúan o bien complementan la historia:

  • Batman: Gotham Knights: en su arco argumental llamado Pushback (2004) que inicia en la historieta n.º 50 y finaliza en la 55 es mostrado como la esposa del comediante es en realidad asesinada. La historia cuyo guion creó A. J. Lieberman y que dibujó Alejandro Barrionuevo es narrada por el villano Riddler, quien cuenta como la mujer es atacada por los matones a los que él contrato para robar la vieja fábrica en la que antes trabajaba. Conforme continúa se muestra que los hombres realizaron ese crimen para poder doblegar al joven y obligarlo a guiarlos a través de la fábrica sin que él tuviera razones para negarse a cometer el robo.
  • Booster Gold: «No Joke» (2007) es como se titula la quinta historieta de la serie protagonizada por el personaje homónimo, escrita por Geoff Johns con la ayuda de Jeff Katz y dibujada por Dan Jurgens. En la historia Booster es enviado al pasado por Rip Hunter para que impida que Barbara sea atacada por el Joker. Según el relato el viajero arribó justo en el momento en que el villano se apoderó del parque de atracciones y recluto a sus ayudantes, luego de ser atacado por ellos y lograr escapar Booster se da cuenta de que se le hizo demasiado tarde para salvar a la hija del jefe de policía. Al entrar en el departamento de Gordon el joven héroe decide atacar al Joker justo cuando está tomando las fotografías, pero termina vencido por él, quien también decide fotografiarlo desnudo y herido. La historieta finaliza mostrando como Booster realizó numerosos viajes temporales intentando salvar a Barbara que fracasaron rotundamente y como Hunter analiza la situación y comenta: «Ella estaba destinada a convertirse en la luchadora contra el crimen conocida como Oráculo. Esa era la forma en la que debía ser. El Joker siempre le dispararía».
  • The Brave and the Bold: «Ladies’ Night» (2010) es el cómic n.º 33 de la serie, protagonizado por Zatanna, la Mujer Maravilla y Batgirl. La historia escrita por J. Michael Straczynski y dibujada por el artista Cliff Chiang como una precuela muestra que la heroína y hechicera Zatanna decide darle una de las mejores noches de su vida a la en ese entonces Batgirl junto a la Mujer Maravilla llevándola de fiesta por Gotham, todo esto después de tener una visión en la que distingue al Joker atacándola. Conforme la trama progresa, la Mujer Maravilla se entera de la visión de su amiga y del destino de Barbara, decidiendo comentarle a esta última sobre las pitonisas del Oráculo de Delfos y como cuando alguien con habilidades como las de las pitonisas tiene una visión siempre se cumple —sin comentarle que Zatanna tuvo una sobre ella—. Al finalizar la historieta se revela como todo fue un sueño de la propia Oráculo sobre la noche anterior al ataque.

 

Respuesta crítica

La reacción de la crítica y de los lectores en general frente a la novela gráfica resultó variada. Fue repudiada por su propio guionista, quien nunca se sintió satisfecho con el resultado final y comentó: «Creo que no es un libro muy bueno. No dice nada de gran interés». Diversas publicaciones y páginas web la consideran, junto con Batman: The Dark Knight Returns y Batman: Year One, una de las mejores novelas de Batman. Respecto a esta y otras historietas, el escritor de cómics Tim Sale opinó: «Para los que nos manteníamos con la nariz en el escaparate de las tiendas de cómics en los años de la década de 1980, los títulos Batman: The Dark Knight Returns, Watchmen, Batman: Year One y Batman: The Killing Joke supusieron una renovación para la industria. Los personajes (a excepción de los de Watchmen) llevaban años en acción, pero la sensación de aire fresco llegó gracias a Frank Miller y a los británicos Alan Moore, Brian Bolland, John Higgins, Richard Starkings y Dave Gibbons, que tantas posibilidades vieron en ellos». En su libro Alan Moore: la autopsia del héroe, J. J. Vargas la describió de forma negativa como un juego metanarrativo de dos personajes destinados a enfrentarse en una continuidad más afín a lo comercial que a lo humano. Moore comentó sobre su trabajo en el libro The Extraordinary Works of Alan Moore:

«Definitivamente, al final del día, es una historia sobre Batman y el Joker, no trata sobre nada que vayas a encontrar en la vida real, porque ambos personajes no son como cualquier ser humano que haya vivido jamás. No proporciona ninguna información humana importante. Ahora, dicho esto, sé que he soltado pestes implacablemente desde que salió. Quiero decir que cuando me molesto con algo, me dura décadas. Por otro lado, he visto los demás —ha habido peores libros de Batman— y probablemente no es tan malo como lo he pintado. Ciertamente se han hecho peores cosas con Batman o con muchos otros en ese sentido. Así que en contexto, no es tan mal libro como dije que era. Eso en términos de lo que quiero de un trabajo propio. Sí, fue algo que yo pensé, que era torpe, mal interpretado y que no tenía importancia humana real. Trata solo de una pareja de personajes que no relata el mundo en modo alguno».

Los críticos comentaron la obra denominándola como la que «acabo por diseccionar los cómics de superhéroes, definiéndonos y encauzándolos por muchas décadas», y dijeron que «se convirtió en una de las grandes historias del periodo del siglo xx». Otros comentarios alabándola remarcaban su elaboración e impresión, descrita como: «Asombrosa y realizada con tanta limpieza y pulcritud que no se parecía a ninguna otra novela gráfica, convirtiéndose así no solo en uno más de los cómics de Batman». Respecto al guion creado por Moore y el trabajo de los artistas en la página web de la revista española The Cult comentaron que «deslumbran con su representación de lo mundano, creando algo tan explosivo que solo después te puedas dar cuenta de lo bien que te engatusaron». En su artículo sobre la novela los del sitio web Zona Negativa dijeron que si se tilda como una de las mejores de Moore, no es menos el trabajo de Bolland, quien demostró como debería ser el «artista perfecto de cómics»; transmitiendo los sentimientos más difíciles, creando algunas de las viñetas que quedaran en la memoria del lector para siempre: «Como aquella en la que Barbara abraza a Batman después de despertar en el hospital o aquellas que muestran a James Gordon desnudo, roto en el carrusel». Jorge Khoury del sitio CBR argumentó que Bolland demostró haber invertido todos sus recursos. Aludiendo a «que se puede ver que utilizó todo lo que sabía [y más], volviendo todo eso un trabajo único, arte creado gracias a su minucioso trabajo». Además agregó que su «brillantes lo convirtió en un éxito rotundo que captó la imaginación de todos los que lo leían» y que su «brutalidad e intensidad lo volvieron una de las historias más importantes de Batman».3 Hilary Goldstein de IGN dijo en su reseña que es «fácilmente la mejor historia del Joker jámas contada» y luego agregó que «los diálogos rítmicos de Moore y el arte orgánico de Bolland crearon una historia única a menudo imitada, pero nunca igualada». Aaron Albert de About.com mencionó: «Lo escrito por Moore “fue algo que dio en el clavo” y elogió el arte de Bolland calificándolo como “absolutamente realista y escalofriante en algunas secciones”». Otros comentarios aludieron a que los mayores puntos a favor de la novela son: «La calidad de trama y guion y el uso de colores para crear diferentes atmósferas de parte de Higgins, ayudando en las distintas transiciones o puntos violentos», y a que el tratamiento dado a los personajes «sigue siendo grandioso incluso para los estándares de hoy, tildando el trabajo de Bolland de “magnífico” y el color dado por Higgins de “refrescante”, ya que en general cambia cada dos o tres páginas».

Dos imágenes fueron llamadas por la crítica como momentos del arte pop, la primera es el panel que muestra el nacer del Joker con su color de cabello y piel tan anormales y la segunda el conjunto de paneles que muestran las apariciones del villano Red Hood que están coloreadas de forma monocromática. Si bien la novela es considerada por muchos fans como la «historia definitiva del Joker de todos los tiempos», y como «una de las historias más poderosas e inquietantes de Gotham»; otros comentaron que el plan del villano resulta demasiado elaborado para el personaje, y que la novela «sufre de dependencia a las reglas de la historia clásica de los superhéroes» no estando a la altura de las obras maestras anteriores de Moore: «Watchmen, V for Vendetta y The League of Extraordinary Gentlemen». Sobre la edición de aniversario lanzada en 2008 Van Jensen del sitio web ComicMix dijo: «Cada vez [que la leo] soy sorprendido por la forma en que Moore y Bolland se unieron para colocar tanta intensidad, ferocidad y humanidad en esas páginas». Los críticos comentaron que la versión original «era superada por la creada por Bolland» y que esta nueva apariencia le entregaba «una calidad atemporal», argumentando muchos que los nuevos colores fueron muy bien meditados y que encajan mejor con la historia que los de Higgins; utilizando una fría gama de color —en comparación a su calidez original— obteniendo como resultado un tono mucho más lúgubre y apropiado, resaltando como el cambio más destacado lo realizado a los flash backs; dejados íntegramente en blanco y negro, «haciendo a los lectores remontar al año 1951 con el colorido dado a la aparición del Joker como Red Hood en dichas imágenes». También se comentó que el nuevo tono (desteñido) dado a las secuencias retrospectivas «ayuda a hacer la transición entre las secciones de forma más fluida» y que gracias a esto el Joker saliendo de los desechos «tiene más impacto».

La novela fue objeto de la critica hacia la forma en que fue tratado y expuesto el ataque a Barbara Gordon. El autor del libro Was Superman A Spy?: And Other Comic Book Legends Revealed Brian Cronin señaló que «[muchos de] los lectores sintieron que la violencia hacia Barbara era demasiada, e incluso Moore, en retrospectiva, ha expresado su descontento con la forma en que resultó la historia». El autor del libro de 2011 Dangerous Curves: Action Heroines, Gender, Fetishism, and Popular Culture Jeffrey A. Brown señaló a la novela como un ejemplo de la misoginia inherente de la industria de los cómics, en vista de «la relativamente desigual violencia a la que están sujetos los personajes femeninos». Posteriormente agregó: «Los personajes masculinos pueden ser gravemente heridos o asesinados, pero es más que probable que sean devueltos a su concepción original; las mujeres por su parte, tienen más probabilidades de accidentarse casualmente —pero de forma irremediable— como cuando Barbara Gordon (la Batgirl original) sufrió un ataque de parte del Joker —quien alegó hacerlo por diversión— quedando limitada a una silla de ruedas desde hace más de una década». Gail Simone incluyó la parálisis del personaje en su lista de «grandes personajes femeninos que habían sido asesinados, mutilados y rebajados», en la cual describe el fenómeno como «mujeres en la nevera» en referencia a una historia de 1994 de Linterna Verde en la que el personaje homónimo encontró el cuerpo de su novia mutilado en el refrigerador. Sharon Packer en su libro Superheroes and Superegos: Analyzing the Minds Behind the Masks, comento: «A quienquiera que opine que los críticos feministas han reaccionado exageradamente ante el accidente de Gordon le aconsejaría que consultara el material original […] es sádico hasta el fondo. Se muestra a Barbara desnuda y mutilada, y las fotografías tomadas antes, durante y después del accidente se ponen delante de su padre, el inspector de policía, atado y amordazado. Lo que le hacen a ella va más allá de una mera incapacitación»

Legado

Batman: The Killing Joke recibió atención de parte de diversas publicaciones e instituciones que presentaron estudios sobre su importancia, sobre el legado de la obra e influencia en películas. Literature and Ethics: From the Green Knight to the Dark Knight es un estudio de la universidad británica Liverpool Hope publicado en 2010 por la editorial Cambridge Scholars Publishing que revisa la ética de la literatura y de las novelas gráficas de los jóvenes. Uno de sus capítulos finales se centra en los temas de «Justicia y criminalidad» y revisa la novela de Frank Miller, Batman: The Dark Knight Returns, junto con la de Moore. En el artículo de 2011 de Hannah L. McCormack para la universidad de Yorkville (Canadá) Case Study Personality Report: The Character of the Joker from The Dark Knight es analizada la película The Dark Knight tomando como una de sus bases argumentales y artísticas a la novela. Past as Multiple Choice – Textual Anarchy and The Problems of Continuity in Batman: The Killing Joke es el primer estudio publicado por el Scandinavian Journal en su edición sobre cómics de 2011 y en él se analiza la conexión de la obra con los temas anarquistas, su estilo, diseño y contenido artístico. Los escritores de Tebeosfera José Marco Segura Jubert y Juan Pablo Morales publicaron El Joker y su reescritura: desde el tarot a The Dark Knight a finales de 2012, en él analizan Batman: The Killing Joke como una de las grandes influencias del segundo filme de la trilogía de Nolan, además de explorar los orígenes del villano y las conexiones que tiene con el tarot. Hannah Means escribió Dualism and the Dark Side in Batman: The Killing Joke para la Sequart Research & Literacy Organization como el séptimo artículo de los diez contemplados en su estudio de 2012 titulado Meet the Magus. En él la escritora señala el dualismo y las diferencias éticas de Batman y el Joker comparándolos con el tarot y las imágenes religiosas. And the Universe so Big: Understanding Batman: The Killing Joke es un libro publicado por la Sequart Research & Literacy Organization en noviembre de 2012 en el que el doctor Julian Darius examina el contexto de la novela y su narrativa.

Poco después de la masacre que James Eagan Holmes provocó durante el estreno de The Dark Knight Rises el 20 de julio de 2012 en Aurora, Colorado algunas publicaciones mencionaron a la obra como una de las posibles inspiraciones para él. La revista colombiana Semana la mencionó junto a The Dark Knight Returns y a la propia trilogía de Nolan como las posibles historias que influenciaron el ataque del sociópata. Mientras que la cadena de televisión de Nueva Zelanda TV3 entregó un artículo a través de su sitio web en el que comentaban que la violencia de historias como Batman: The Killing Joke pudo influenciar a Holmes. En marzo de 2013 el Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales publicó en el sitio oficial del Vaticano y en su cuenta oficial de Twitter un artículo de Adam Shaw, periodista del diario estadounidense National Catholic Reporter llamado: «Holy switcheroo! Batman has grown bitter, more vengeful with the years» (En español: «¡Santo cambiolín! Batman se ha vuelto más amargado, más vengativo con los años»). El artículo analiza la transformación de Batman a través del tiempo comentando que la versión actual del personaje es una mala influencia para los lectores jóvenes, Shaw menciona a Batman: The Killing Joke como uno de sus principales ejemplos ya que en la obra se aprecia a un Joker «sumamente psicótico y sádico»

En los medios

La novela ha influenciado numerosas obras en medios como el cine y la televisión. Tim Burton reveló al momento de hacer su adaptación cinematográfica de Batman que este era su cómic favorito, comentando: «Nunca fui un gran fan de los cómics, aunque la imagen de Batman y el Joker siempre me ha encantado. La razón por la que nunca he sido un fan de las historietas —y creo que esto comenzó desde que era niño— es porque jamás supe cuál era la viñeta que se suponía tenía que leer. No sé si se trataba de dislexia o de qué, pero por eso me encantó Batman: The Killing Joke, porque por primera vez pude saber cuál leer. Es mi favorito. Es el primer cómic que me ha llegado a encantar. Y el éxito de esas novelas gráficas hizo más aceptables nuestras ideas». Christopher Nolan, director de la última trilogía del encapuchado, comentó que le entregó una copia de la obra al actor Heath Ledger para que pudiera encarnar al Joker. También dijo que fue de donde obtuvo la idea de los múltiples recuerdos del pasado del villano en The Dark Knight y lo de llevar al límite a uno de los héroes. Lo que en la novela sufre Gordon en la película lo sufre Harvey Dent. Sobre dichas influencias, el diario español El País entregó un análisis en su sección de cultura con diversos comentarios. Argumentaron y mencionaron que diálogos como: «Dos sujetos que se disfrazan para hacer el bien y el mal respectivamente», se incluyeron para reafirmar que el desequilibrio de los protagonistas solo los acerca. Agregaron también que el Joker volvía a sus raíces en esta representación cuando el personaje parece divertirse al contar diversos orígenes para las cicatrices que surcan su cara. El diario llamo a la obra como una de las «cuatro joyas del cómic» que influenciaron a Nolan.

Para la serie creada por WB Television Network llamada Birds of Prey —levemente basada en la serie de historietas homónima— se toma como uno de los puntos de origen el ataque a Barbara. En el primer episodio se cuenta como la desaparición de Bruce Wayne y la de su álter ego la obligan a tomar el nombre clave de Oráculo después de ser atacada por el Joker y a formar el equipo de heroínas Birds of Prey junto a la hija de Bruce, Helena Kyle, y Dinah Lance. En la serie el Joker es interpretado en sus breves apariciones por el actor Mark Hamill y Barbara por Dina Meyer. Forrest Whaley produjo un cortometraje de stop motion creado utilizando piezas de construcción LEGO en el que se adapta la novela, en el vídeo el actor Patrick Girts le dio la voz al Joker y referenciando al filme Batman Returns utilizaron su música. La serie de televisión South Park referenció a Batman: The Killing Joke en su episodio n.º 201 —titulado oficialmente con dicho número—; la trama gira en torno a Eric Cartman, a la identidad de su padre y al regreso de su archienemigo y medio hermano Scott Tenorman, quien aparece en un parque de atracciones idéntico al que el Joker posee. La obra fue parodiada en un espectáculo de striptease realizado en la ciudad de Nueva York, en el cual es posible apreciar como una de las bailarinas —interpretando al Joker— finge golpear y torturar a la que interpreta a Barbara. En el filme Batman: Under the Red Hood se hacen relaciones con Batman: The Killing Joke cuando Jason Todd realiza un comentario sobre aquellos a los que el Joker ha atacado y al mostrar como el villano está obsesionado por retratar la muerte de Todd. Además, la banda de rock chilena Perro Viejo ha realizado un sencillo basado en esta obra, titulado El Chiste más Triste, y que está enfocado en el trágico origen del Joker y la repentina muerte de su amada que le conduce a la locura.