Jessica Chastain protesta contra la gran brecha salarial de 'All the Money in the World'

| |

En recientes declaraciones, Jessica Chastain lanzaba el siguiente mensaje después de saber que Mark Wahlberg ganó mucho más dinero que Michelle Williams por trabajar en 'All the Money in the World', la nueva película de Ridley Scott.

"He oído que ella [Michelle Williams] cobró 80 dólares al día, comparados con los MILLONES de él [Wahlberg]. ¿Alguien podría explicármelo?. Espero que los datos salgan a la luz y ella se llevara un salario justo".

Según The Playlist, esto último es poco probable: por lo visto, el actor negoció a fondo su regreso a la película, lo que le permitió incrementar su salario de forma sustanciosa. De ser cierto, esto desmentiría las palabras del director, quien afirma que el reparto de la película accedió a volver al plató para reshoots gratuitamente.

No es la primera vez que una actriz se muestra en contra de la brecha salarial. En 2015 Jennifer Lawrence, una de las actrices mejor, sino la mejor, pagadas de mundo, hacía el siguiente comunicado relatando su propia experiencia.

"Me resulta complicado hablar de mi experiencia como mujer trabajadora, porque sé que no es fácil identificarse con mis problemas. Cuando Sony sufrió el hackeo de sus servidores, y descubrí que yo cobraba menos que mis afortunados compañeros con polla, no me enfadé con Sony sino conmigo misma. Fallé como negociadora porque me rendí pronto. No quería seguir luchando por unos cuantos millones de dólares que, francamente, y gracias a dos franquicias, no necesito (ya os dije que no era fácil identificarse con esto, no me odiéis).

Pero si soy honesta conmigo misma, estaría mintiendo si no dijese que el deseo de agradar influyó en mi decisión de cerrar el trato sin una lucha real. No quería parecer una chica “difícil” o “mimada”. En ese momento me pareció la mejor decisión, hasta que descubrí que los hombres, cuando negocian, no se preocupan por parecer difíciles o mimados.

Hace unas semanas en el trabajo me dije que iba a expresar mi opinión de forma clara y sin gilipolleces. Sin agresividad, pero con rotundidad. El hombre con el que estaba trabajando (en realidad, él trabaja para mí) me soltó: “¡Eh, que aquí estamos todos en el mismo equipo!”, como si yo le hubiese dicho algo a gritos o de mala manera. Me sorprendió, porque nada de lo que le dije podía resultar un ataque personal, algo ofensivo o malo. Día a día escucho y veo hombres expresar su opinión exactamente del mismo modo, y sin embargo pudo dar la sensación de que yo había dicho algo hiriente.

Jeremy Renner, Christian Bale, y Bradley Cooper lucharon y lograron negociar contratos poderosos por sí mismos. En todo caso, estoy segura de que fueron elogiados por ser feroces y buenos estrategas, mientras yo estaba preocupada por no aparentar ser una mocosa y no conseguir mi parte justa. Esto podría no tener nada que ver con mi vagina, pero ví que no estaba completamente equivocada cuando otro correo electrónico filtrado de Sony reveló que un productor, en referencia a una compañera (se refiere a Angelina Jolie) la definía tras una negociación como una niña mimada".