No cabe duda de lo difícil que es para los actores mantener los secretos de sus películas antes de que estas se estrenen. Las decenas de entrevistas ocasionan en muchas oportunidades que a las estrellas de la gran pantalla se les escape algún dato importante que no debería haber dado.

Uno de ellos es Tom Holland, quien interpreta a Spider-Man en el Universo Cinematográfico de Marvel, y que luego del estreno de Avengers: Endgame, verá la luz su secuela. El joven actor ha cometido más de una vez el error de revelar spoilers sobre la famosa franquicia, siendo uno de los más recordados cuando al promocionar el estreno de Spider-Man: Homecoming, afirmó que el superhéroe tendría dos películas más. Notoriamente podríamos citar muchos ejemplos, pero tampoco pretendemos aburrir a los lectores.

El hecho es que el actor ha recibido su merecido castigo por abrir demasiado la boca, ya que se le ha prohibido leer el guion de Avengers: Endgame, y se ha tenido que conformar con ser partícipe de sus propias escenas. Así lo ha dado a conocer Joe Russo, uno de los directores de la futura cinta de Marvel:

«No le damos el guion a Tom Holland. Él solo lee el suyo y eso es todo. Ni siquiera sabe muy bien qué es lo que está haciendo en las escenas. Simplemente, le explicamos muy vagamente lo que está sucediendo, porque le cuesta mucho mantener la boca cerrada».

Vaya forma de evitar los spoilers que han logrado. Esperemos que sea suficiente para Holland y que, en algún momento, pueda volver a entender mejor de qué tratan sus escenas.

Advertisements
Anuncios
Tagged: