Es altamente probable que sepas que en un par de meses más, estará llegando a la pantalla grande una nueva versión que aborda la famosa leyenda del Rey Arturo de la mano del cineasta Guy Ritchie, que lleva por título King Arthur: Legend of the Sword. Pero, tal vez, no estés consciente que el astro del fútbol, David Beckham, forme parte del elenco del film.

El atleta de 41 años –retirado del juego desde el año 2013– lució irreconocible en la primera publicación que hizo de su transformación para el cameo, desde su cuenta oficial en Instagram el día martes, mediante la que nos permite echar un vistazo a lo que sucede detrás de escena.

“Un día difícil en la oficina @kingarthurmovie @guyritchie” escribió Beckham en la intensa fotografía –disponible después del salto– que muestra las maravillas que puede lograr una mano hábil en el maquillaje, pues el lado izquierdo está cubierto con una enorme cicatriz que atraviesa desde su frente hasta su cachete, y otra similar que se extiende por su cabeza. Otro detalle: sus dientes cubiertos en color amarillo y visiblemente dañados lo dejan irreconocible.

Foto: Instagram David Beckham @davidbeckham

 

Aquellos seguidores de Beckham que no estaban al tanto de su nueva aparición en la pantalla grande, reaccionaron confundidos, con asombro, con susto y con preocupación, ya que la imagen los impresionó indudablemente. Algunos de los comentarios leen comentarios como “Está haciéndose viejo de mala manera,” “¿Es falso?,” y “Dios mío… ¿qué ha pasado?”, otros que se tomaron la molestia de leer el título de la imagen dijeron: “Me encanta como nadie puede leer el título,” «Increíbles efectos especiales” y “Finalmente luzco mejor que David Beckham.”

Fue en 2015 cuando Beckham confirmó su breve aparición en la visión de Ritchie de King Arthur, con quien mantiene una relación de amistad cercana desde hace años.

Esta no será la primera vez que la popular estrella del fútbol viaje a la pantalla grande. Previamente tuvo otro cameo en The Man From U.N.C.L.E., también dirigida por Ritchie. Antes de eso, apareció en películas como Goal y su secuela Goal II: Living the Dream, aunque en ambas como sí mismo.

Acerca de su transición al cine, Beckham está al tanto de lo complicado que puede ser y las críticas a las que estará sujeto al incursionar en un rubro completamente distinto a lo que se desenvolvió durante la mayor parte de su vida. En entrevista sostenida con The Times declaró:

Sé qué tan difícil podrá ser porque he visto a otros jugadores batallar con su vida después del fútbol. Esto ha sido mi vida por tanto como puedo recordar. No puedo visualizar cómo será no entrenar, tener partidos, tener ambiciones en el juego. Pero debe detenerse en algún punto: tengo que aceptarlo.

Añadiendo también:

Estoy consciente que muchos hombres del deporte y otras celebridades han acudido a la actuación y han fallado. Sé que es una profesión difícil, donde necesitas tener una enorme cantidad de habilidades y disciplina, y no querría aventarme en eso tan pronto, sin haber aprendido más sobre ello, y practicando mucho más.

No sabemos cómo será el desempeño de Beckham como actor en un papel más extenso aunque no tan relevante, pero, si algo sabemos con seguridad acerca de él por los años en que seguimos su carrera en el campo de juego, es lo enormemente disciplinado que es cuando se decide a realizar algo, y la seriedad con que se toma todos y cada uno de los proyectos en los que se involucra.

Beckham –que interpretará el rol como líder de Blackleg– compartirá créditos Charlie Hunnam, el protagonista de la historia, el antagonista Jude Law y Eric Bana, en el film de verano que estará estrenándose en cartelera a partir del 12 de mayo.

Advertisements
Anuncios

Tagged: