Una de las partes más ligadas a la experiencia cinematográfica, es el consumo de algún bocadillo durante la función. Sin embargo, para los buenos cinéfilos, el tener que guardar la dieta puede ser una verdadera pesadilla, pues realmente las opciones que hay para alimentarse sanamente son muy pocas.

Curiosamente, las palomitas podrían ser una opción excelente, pues básicamente, sólo son maíz reventado. Sin embargo, el que nos venden en cualquier cine promedio va adicionado con una gran cantidad de sal, y substitutos de mantequilla que, a pesar de no ser grasa animal – y por tanto, no aportan colesterol – son básicamente grasas saturadas, que no son nada saludables. De hecho, un combo de palomitas de maíz medianas y un refresco, aportan la cantidad de 1,160 cal, el equivalente a tres veces lo que se debe de consumir diariamente. Y curiosamente, ésta sería la opción más sana, pues nachos, hot dogs, caramelos y otros productos pueden tener un aporte mayor.

Lo más recomendable sería una porción chica de palomitas light – que no todas las cadenas manejan – y un agua embotellada, pues la opción de llevar algo de casa, que sería la solución ideal, no sería permitido por las mismas salas. Desafortunadamente, la única opción válida se estás cuidado tu dieta será no consumir nada durante la función. Nada sencillo, pero a veces la vida exige sacrificios.

Advertisements
Anuncios
Tagged: