La primera película prohibida de la historia

Compartir es bueno
Share on facebook
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Anuncio

Desde su inicio, el cine ha tocado todo tipo de temas, desde los más triviales hasta los más polémicos. Y del mismo modo, en diversos momentos de la historia ha habido temas o visiones que no se consideran impropias para la sociedad. Por ello, en diversos momentos, ha habido películas que se han prohibido de forma parcial o total, aunque afortunadamente muchas de ellas han podido verse de nuevo al cambiar los puntos de vista.

Y como todo, siempre hay una primera vez, y la primera cinta en ser prohibida es más antigua de lo que nos imaginamos. En 1896, Estudios Alva Edison presentaría El Beso, un corto de casi un minuto, en donde dos enamorados conversar de manera muy cercana, para culminar con un discreto beso. La escena es, en si, muy inocente, e incluso en la actualidad podría ser material de series para niños. Sin embargo, era el primer beso en pantalla, y para muchos, fue un escándalo.

La cinta tuvo que ser retirada de las salas al segundo día, y si bien el inventor pudo negociar estas circunstancias, y volvió a proyectarla unos días después – ya con la atractiva etiqueta de “película prohibida” – esos pocos días fueron suficientes como para ser considerada la primera película dentro de esta categoría, práctica que, desafortunadamente, se conserva hasta ahora.

Advertisements
Anuncios