A pesar de que ya pasaron dos meses de su estreno, y de su poca duración en cartelera, existen aún muchas personas que siguen nombrando a Birds of Prey como la peor película de superhéroes que se ha hecho. Si bien no les falta razón al calificarla como una mala producicón, lo cierto es que este calificativo no le es del todo justo. Y no, no es porque haya algún elemento de la cinta que la redima, o que no se le esté calificando con justicia.

Sino porque las ha a habido peores.

En esta ocasión, te presentamos cinco películas de superhéroes, que han unificado a la crítica en la opinión de que todas han sido pésimas. La gran mayoría de ellas han caído en el olvido, y es muy probable que sigan ahí durante varios años.

Gatúbela

Las cinco peores películas de superhéroes

Esta cinta intentó recuperar el éxito de las películas de DC Comics, tras de dos sonados fiascos. La trama no sólo es una copia de El Cuervo, sino que incluso utiliza una cita de este film prácticamente ad literam, además de alejarse totalmente del concepto original del personaje.

Elektra

Las cinco peores películas de superhéroes

A pesar de que Daredevil fue un fracaso en taquilla, se intentó recuperar parte de la credibilidad con un spin-off, tratando de aprovechar la popularidad del personaje. Esta cinta tuvo aún peor respuesta que la que le dio origen.

Supergirl

Las cinco peores películas de superhéroes

Tras del gran éxito de las cintas de Superman, se intentó capitalizar el éxito de las mismas con una película sobre este personaje. Sin embargo, no sólo no llegó a los niveles de este primero, sino que se colocó como un enorme fiasco.

Batman y Robin

Las cinco peores películas de superhéroes

Tras de que Schumacher tomara las riendas de la franquicia con Batman Forever, uno pudiera pensar que no podía ponerse peor. Sin embargo, con esta cinta demostró que tanto podría arruinarla, al grado de que con ella se cerró el ciclo definitivamente.

Steel

Las cinco peores películas de superhéroes

Tras de la Muerte de Superman, este personaje había alcanzaado una popularidad bastante aceptable, por lo que la película se veía como una excelente opción. Sin embargo, acabó siendo uno de los grandes fiascos de ese año, demostrando que lo mejor que Shaquille O’Neal podía hacer era volver al basquetbol.

Advertisements
Anuncios

Tagged: