Las parejas cómicas

| |

Si bien las posibilidades de comedia son enormes, usualmente existen ciertas fórmulas que se siguen utilizando, más que nada porque siguen siendo efectivas, además de que, a pesar de su aparente semejanza, tienen una gran capacidad de variaciones, que las hacen muy flexibles. Una de ellas es el llamado acto doble, que si bien nación en el vodevil, suo transportarse al cine con bastante eficacia, y sigue siendo válida en la actualidad.

El llamado acto doble se conforma de dos personajes, que son llamados genéricamente el bufón y el correcto, aunque no necesariamente se ajustan a éstos parámetros. Uno de ellos se caracteriza por tener una conducta que incomoda, averguenza o molesta al correcto. Inicialmente, era porque el bufón era el tonto, lo que impacientaba al más inteligente, pero este concepto se ha ampliado. El bufón actualmente puede ser el pícaro que no le importan los buenos modales, el excéntrico, el innovador que no sigue las reglas o, en general, cualquier conducta que se salga de lo "correcto", aunque la imagen del tonto sigue siendo utilizada. El correcto será la persona conservadora, disciplinada, académica o, en general, la que busca encajar, y muchas de las situaciones cómicas vendrán del contraste entre los dos.

En el cine, usualmente se manejan como parejas que de algún modo deben de trabajar o convivir, y tratar de encontrar un justo medio. ES muy común que los dos sean del mismo sexo, aunque recientemente hay actos dobles en donde son novios, pareja o están relacionados sentimentalmente.

Como podemos darnos cuenta, las variaciones de este tipo son enormes, y podemos verlas en gran multitud de casos ¿Tú cuáles recuerdas?