Tras de salir de prisión, un exconvicto consigue trabajo como guardaespaldas de una elusiva estrella, lo que de pronto lo pone en contra de un poderoso ganster. Por otro lado, la relación entre él y su jefa va alejándose de lo profesional, lo cual lo pone en un serio dilema. London Boulevard es demasiado similar a una cinta de 1992 como para que hablemos de un remake, aunque eso quedaría sujeto a especulaciones. Lo cierto es que en ésta, Colin Farrell juega entre las escenas románticas y las de acción, lo que quizá nos dé algo interesante. Merece que se le dé una oportunidad.


Advertisements
Anuncios
Tagged: