Anteriormente hablábamos de la necesidad de los estudios de hacer una secuela cuando observan un buen desempeño de su película en taquilla. Lo mismo podría decirse para los remakes. Pasado algún tiempo, los estudios deciden que es momento de llevar una versión más moderna –de muchas veces un clásico- a nuevas generaciones.

Aunque se les ha criticado por la falta de creatividad, también podemos entender que pueda parecer una buena idea, después de todo, los remakes en ocasiones han probado ser buen negocio. Sin embargo, hay otras veces (más de las que quisiéramos), en las que se llegan a producir innecesarios proyectos que no quedan ni cerca de su original, y no aportan absolutamente nada bueno ni nuevo, porque la idea de hacerlo (dejando a un lado el interés económico por supuesto), es rendir homenaje a su original, mejorarla o mostrar algún elemento diferente que la haga destacar, pero, no siempre es el caso.

Es por ello que en cine3 nos dimos a la tarea de hacer una lista con los 12 remakes más innecesarios en la industria cinematográfica. Si crees que hizo falta alguno, o más de uno, te invitamos a que nos lo dejes saber en los comentarios.

 

Psycho (1998)

remake-psycho

Gus Van Sant tomó un proyecto de uno de los emblemas del cine no sólo de terror, sino del que es considerado como el primer filme slasher en la historia, un clásico de Hitchcock. ¿El resultado? Un remake pobre, con un elenco flojo; Vince Vaughn como Norman Bates. Eso lo dice todo.

 

Planet of the Apes (2001)

remake-apes

Mark Wahlberg, Helena Bonham Carter y Tim Roth, tres nombres que suenan como un interesante elenco ¿cierto? Pero no en el remake a cargo de Tim Burton de la película de 1968 de Franklin J. Schaffner. En un momento donde Burton se encontraba en una buena racha, después de películas como Edward Scissorhands, Batman y Batman Returns, Mars Attacks y Sleepy Hollow, su recreación de Planet of the Apes –y ese cambió de escena final- lo llevó a dar un par de pasos hacia atrás.

 

Vanilla Sky (2001)

remake-vanillasky

Su original es la cinta española de 1997 Abre Los Ojos, escrita y dirigida por Alejandro Amenábar (Tesis, The Others) y llamó tanto la atención de audiencia y críticos, que resonó hasta Hollywood, donde al proyecto le dieron luz verde con Cameron Crowe (Almost Famous, Jerry Maguire) a la cabeza, prosiguiendo con un remake que, cuatro años después de su original, no necesitaba ser realizado en otro país y en otro idioma. Tom Cruise, Cameron Díaz y Penélope Cruz (que actúa en la de 1997), protagonizaron Vanilla Sky, que quedó muy por debajo del nivel de su antecesora.

 

The Texas Chainsaw Massacre (2003)

remake-texaschainsaw

La cinta original de terror, que se basa en la historia real del asesino serial Ed Gein, cuenta la historia de cinco adolescentes (dos hermanos y tres amigos) que se quedan en casa de un viejo familiar, en su camino a visitar la tumba del abuelo en Texas. Una vez que arriban, son arrastrados dentro de un escenario escalofriante de asesinatos brutales, en lo que fue una de las cintas más efectivas de terror slasher en 1974, que nos presentó a uno de los villanos más conocidos: Leatherface.

El remake de 2003, que está protagonizado por una joven Jessica Biel, Jonathan Tucker, Mike Vogel, Eric Balfour y Erica Leerhsen, abusó del gore en busca de un mayor impacto en su audiencia, pero, no resultó a su favor. Las actuaciones exageradas tampoco ayudaron.

 

House of Wax (2005)

house-of-wax

La original de 1953 contaba con la actuación del veterano del terror Vincent Price como el macabro dueño del museo de cera. El por demás ridículo remake de 2005, fue un intento desordenado de exposición de gore y efectos especiales, que buscaba atraer público adolescente, haciéndose con el servicio de quienes en aquel entonces se encontraban de moda, Chad Michael Murray, Jared Padalecki, Jon Abrahams, Elisha Cuthbert y… Paris Hilton, nada más que decir.

 

Fame (2009)

©MGM
©MGM

 

La primera en la lista en ser película musical, su clásica original de 1980 protagonizada por Irene Cara, exploró de gran manera temas como la sexualidad, aborto, depresión y romance, dando vistazos a dichos temas a través de la vida de adolescentes en la ciudad de Nueva York, realizándolo tan bien que, una nominación al Óscar por Mejor Guion no se hizo esperar. El remake de 2009 que cuenta con las actuaciones de grandes actores como Debbie Allen, Kelsey Grammer, Megan Mullally y Charles S. Dutton, no pudo lograr hacer eco del impacto logrado por su original, dado que, no existió una conexión con los personajes, ni la historia.

 

The Karate Kid (2010)

remake-karatekid

Karate Kid de 1984, es y continúa siendo una de las franquicias que mejor representa a las generaciones que crecieron en los 80s. El señor Miyagi y Daniel San son una dupla para los tiempos, con magia única, que difícilmente podrá ser superada con un remake, como quedó claro con la dirigida por Harold Zwart en 2010, con Jackie Chan y Jaden Smith, cuando este último ofrecía actuaciones decentes y tenía más de una expresión facial. La película no es tan fatídica como otros ejemplos en el listado, pero simplemente no tenía sentido.

 

Arthur (2011)

remake-arthur

Arthur cuenta la historia de un playboy millonario y borracho que prefiere disfrutar la vida a sentar cabeza. Es heredero de una gran fortuna que solamente tendrá si se casa con una joven que su familia ha elegido para él. El resultado es un agradable y gracioso filme, con momentos sentimentales que tocan el corazón de la audiencia, por lo que su original de 1984, protagonizada por Dudley Moore y Liza Minelli, es recordada con cariño.

Su remake de 2011, protagonizado por Russell Brand, se siente apurada, predecible, sin llegar a las expectativas impuestas por su antecesora. Añadido a eso, el Arthur entregado por Brand está lejos de ser carismático, es más bien… Russell Brand.

 

Annie (2014)

remake-annie

Segunda y última en el listado en ser película musical. Originalmente una obra de Broadway, su primera adaptación al cine ocurrió en 1982, acogida por la crítica y la audiencia como una gran historia para ver en familia. La trama se centra en Annie, una niña huérfana adoptada por un millonario y popular hombre. La película original con la gran actuación de Carol Burnett, se hace acompañar por una banda sonora pegajosa al igual que la obra de teatro. Después, le siguió una adaptación de Disney para la televisión protagonizada por Kathy Bates y Victor Garber, que fue igualmente bien recibida como una moderada película para una tarde en familia.

Pero en 2014, una nueva adaptación a la gran pantalla llegó, de la mano de Will Gluck (Easy A, Friends With Benefits), y lo que pudo ser la oportunidad para llevar un gran musical a audiencias actuales, se desperdició. La cinta se convirtió en un desastre acompañada por un constante soundtrack repleto de auto-tune, haciendo cambios en la historia también, que de nada sirvieron.

 

RoboCop (2014)

remake-Robocop

La original de 1987, dio paso a lo que se convertiría en una trilogía que terminaría en 1993. 21 años después, la brillante idea de un remake de la que fuera una estupenda película de acción que presentaba un policía ciborg, llamó la atención de Hollywood y se empezó a cocinar. La nueva entrega, contó con las actuaciones de Joel Kinnaman, Gary Oldman, Michael Keaton y Abbie Cornish, y aunque en papel suena bien, no se generó una real impresión.

 

Poltergeist (2015)

remake-poltergeist-2015

Último clásico de terror en unirse a la lista, el dirigido en 1982 por Tobe Hooper, escrito por Steven Spielberg y producido por este último junto a Kathleen Kennedy y Frank Marshall. Poltergeist puede ser vista en la actualidad y aún maravillarse con los efectos especiales que mesuradamente fueron utilizados y que causaron la sensación que sus productores querían. Su remake treinta años después dirigido por Gil Kenan, se caracterizó por haber sido abatido por la crítica y la propia audiencia.

 

Point Break (2015)

remake-point-break

Su original de 1991 dirigida por Kathryn Bigelow (The Hurt Locker, Zero Dark Thirty), y protagonizada por Patrick Swayze, Keanu Reeves, Gary Busey y Lori Petty, nos ofrecía un novedoso vistazo a un grupo de surfistas de Los Ángeles, que usaban máscaras de ex presidentes para robar bancos, era una película con secuencias buenísimas de acción y aventura, que nos presentó al inolvidable agente del FBI, Johnny Utah y al líder del grupo, Bodhi. Su remake, con cambios en el relato, que llegó a salas de cine a principio de 2016, careció de todo el encanto que sedujo de su antecesora, con un elenco conformado por Luke Bracey, Ray Winstone y Teresa Palmer, muy falto de carisma y entusiasmo, aunque tal vez el único que se pueda rescatar entre todos sea Edgar Ramírez.

Advertisements
Anuncios