Considerando la cantidad de personas que forman parte de una cinta, los créditos son una parte muy importante de la misma, pues sirven para reconocer la labor de todos aquellos involucrados dentro de la misma. Sin embargo, estos no siempre formaron parte de las mismas, y no siempre se ha tenido la misma consideración a todos los involucrados. En esta ocasión, daremos un pequeño repaso a los créditos a lo largo de la historia.

En los primeros años del cine, las cintas eran más curiosidades que formas de arte, por lo que los créditos se limitaban al nombre del director y el título del corto. Sólo hasta unos años después, los nombres de los actores comenzaron a aparecer, y eso sólo cuando eran estrellas de teatro conocidas, que realmente eran “gancho de pantalla”, pues al no existir aún figuras del cine, eso era innecesario.

Desde principios de siglo hasta la década de los treintas, sólo existían los créditos iniciales, que únicamente incluían a los más importantes dentro de la producción, que considerando la simplicidad de las cintas de esa época, eran más que suficientes. Fue hasta la década de los treintas que los créditos finales aparecieron, y eso era relativo, pues eran usualmente una lista de los principales actores y sus papeles, usualmente en una imagen fija, que no requería un desplazamiento.

Fue hasta 1956, con La Vuelta al Mundo en 80 Días, que comenzaron a incluirse los créditos del equipo de producción, lo que la hizo la más larga en su momento, e iniciando la técnica del credits rolling, o desplazamiento de los mismos por la pantalla. Sin embargo, eran más la excepción que la regla, y sólo fueron usuales a principios de los setentas, con la aparición de los sindicatos cinematográficos.

Actualmente, por la cantidad de personas involucradas en una producción, los créditos finales pueden durar entre cinco y ocho minutos, pero hay algunas que se alargan mucho más. El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey fue la primer en romper el récord de los 10 minutos, con más de 11 de duración. Sin embargo, el récord actual lo tiene la cinta Assassin’s Creed, que llega hasta los 16 minutos.

Advertisements
Anuncios
Tagged: