Meses de espera tuvimos hasta el estreno de Avengers: Endgame, pero ahora finalmente podemos decir con orgullo que se encuentra en las salas de cine. La cinta, que es un espectacular homenaje a estos once años de películas, constituye un antes y un después en esta franquicia que, sin dudas, tiene mucho más para ofrecer.

Claro que, la misma no vivirá esto otra vez en mucho tiempo, pues la nueva cinta ha rebasado a cualquiera de las anteriores en todo sentido, dejándonos momentos para reír, llorar, sorprenderse, pero sobre todo, que guardaremos por siempre en nuestros corazones. Si bien hay mucha tela que cortar al respecto, en esta nota nos enfocaremos en lo mejor que nos han dejado estas tres maravillosas horas de película.

El sacrificio 

Si quieres salvar al mundo, tendrás que hacer un sacrificio. Black Widow (Scarlett Johansson) y Hawkeye (Jeremy Renner) viajan en el tiempo hasta el planeta Vormir para hacerse con la Gema del Alma, pero todos sabemos que uno de ellos no saldrá con vida de allí. Cuando Red Skull (Ross Marquand) les advierte que uno debe dar su vida por la gema, ambos luchan ferozmente por sacrificarse. Finalmente, el triste momento culmina cuando la superheroína se lanza al vacío y pone la gema en manos de Hawkeye. Si bien no ha sido confirmado, este suceso nos hace creer que la película que tendrá la recientemente fallecida será una precuela.

Padre e hijo

Otro de los viajes que más recordaremos será el de Iron Man (Robert Downey Jr.) y Captain America (Chris Evans) a Nueva Jersey durante la década de los 70′. Aquí deberán buscar la Gema del Espacio, la cual se les escapó de las manos cuando Loki (Tom Hiddleston) la robó mientras estaban en Nueva York. Si bien logran recuperar el artefacto, lo mejor de esta misión llega cuando Tony (Iron Man) se queda cara a cara con su padre, Howard Stark, quien obviamente no lo reconoce. Ambos guardan una charla muy emotiva que finaliza con un abrazo por parte de Tony, mientras su padre queda completamente descolocado.

El último cameo de Stan Lee

Durante el mismo viaje que el punto anterior, el padre de este universo, Stan Lee, vivió su última aparición en la gran pantalla. Algo a lo que ya nos tenía acostumbrados y que, por desgracia, ya no podremos ver más. Sin embargo, debemos recordar con felicidad cada uno de sus cameos, que nos regalan siempre un momento para el recuerdo. En la película, podemos verlo como un hombre joven con sus típicos lentes, mientras maneja un coche característico de la época. Aquellos años fueron sin dudas de los mejores dentro de su carrera, pues Marvel se estaba convirtiendo en una de las mejores compañías de cómics del mundo.

Las Vengadoras

Durante la batalla final en la Base de los Vengadores, pudimos ver los primeros destellos de lo que se vendrá para la franquicia en los próximos años. Mientras Spider-Man (Tom Holland) defiende el Guantelete del Infinito de Thanos (Josh Brolin) y su ejército, todas las superheroínas de la franquicia (Captain Marvel, Okoye, Scarlet Witch, Valkyrie, Nebula, Gamora, Shuri, Wasp y Pepper Pots) se unen para hacer frente al Titán Loco y así darnos un momento maravilloso. Sin dudas, es una lástima que Black Widow se haya perdido de esto.

Thor cede el trono

En el final de la cinta, podemos ver a Thor (Chris Hemsworth), a quien le había sentado muy mal alejarse del resto del equipo, ceder su trono de Nueva Asgard a su fiel compañera Valkyrie (Tessa Thompson). Claro que este no será el final para el Dios del Trueno, quien parece que continuará su odisea como el nuevo miembro de los Guardianes de la Galaxia. Si bien su papel parece tomará un giro más cómico, será genial poder verlo junto a su nuevo equipo, aunque es una incógnita cuánto tiempo durará en paz su relación con Star-Lord (Chris Pratt).

El cambio de antorcha de Captain America

Cuando Captain America se dispone a viajar nuevamente en el tiempo para devolver las Gemas del Infinito a su lugar de origen, algo no sale como se esperaba. Mientras Hulk (Mark Ruffalo), Falcon (Anthony Mackie) y Winter Soldier (Sebastian Stan) se preparan para recibirlo en la plataforma desde donde viajó, Steve Rogers ha tomado otro camino y regresa como un anciano. Este momento, que cierra con broche de oro el trabajo de Chris Evans, concluye con un cambio de antorcha cuando el anciano decide obsequiar su mítico escudo a Falcon, quien a partir de ahora encarnará a uno de los superhéroes más famosos en la serie que Marvel prepara para Disney+. El punto negativo que encontramos a esto es que, tanto en los cómics como en las películas, Rogers es mucho más cercano a Winter Soldier, por lo cual no se explica que haya cedido su lugar a Falcon antes que a él.

La hija de Hawkeye

Al inicio de la cinta, podemos ver cómo Hawkeye le enseña a utilizar el arco y las flechas a su hija, quien parece aprender rápido. Sin embargo, hay algo durante esta escena que debemos tener en cuenta, pues luego de que la niña acierte al blanco, su padre le dice «tienes el ojo de halcón», lo cual traducido significa «hawk eye». Con esto podemos suponer que en la serie que tendrá el superhéroe en Disney+, veremos un cambio de antorcha y, al igual que en los cómics, los inicios de una nueva Hawkeye.

Hasta siempre, Tony

Él inició una era y él la concluyó. El momento más emotivo de la película llega sin dudas durante la batalla final, cuando la muerte de Tony Stark deja a todos perplejos. El líder de los Vengadores da su vida por todos, haciendo el chasquido con el Guantelete del Infinito que derrotará de una vez y para siempre al poderoso Thanos. Si bien podemos considerar este momento como algo predecible, no deja de ser uno de los más importantes que nos ha dejado esta gran franquicia, pues Tony Stark y su legendaria armadura vivirán siempre en nuestros corazones.

Advertisements
Anuncios

Tagged: