En ‘Love is Strange’, conocemos a Ben (John Lithgow), -un artista retirado de 71 años de edad- y George (Alfred Molina), -un profesor de música en una escuela católica-, quienes después de casi cuatro décadas de vivir juntos como pareja, han decidido casarse. Desde el momento en que los vemos cantando un dueto, una dulce y serena intimidad es aparente.

Posterior a la ceremonia, George es despedido de su trabajo y las exigencias económicas de vivir en la ciudad de Nueva York, los obliga a vender su departamento con el fin de encontrar un lugar más accesible, interrumpiendo su antiguo ritmo de vida, y hasta que George encuentre otro trabajo, acuerdan vivir separados por un tiempo. Es así como Ben se muda a la casa de su sobrino Elliot (Darren E. Burrows), que vive con su esposa Kate (Marisa Tomei) y el hijo de ambos Joey (Charlie Tahan). Mientras tanto, George se va a casa de sus buenos amigos y vecinos, Ted y Roberto, que trabajan como policías y les encanta la fiesta. Como su relación continúa siendo tan fuerte como siempre, los dos tienen dificultades para ajustarse a sus nuevas vidas (la presencia de Ben en casa de su sobrino es un inconveniente y George no encuentra su lugar en el estilo de vida de sus amigos), tema que se convierte en el foco principal de la película.

John Lithgow y Alfred Molina en 'Love is Strange'. © 2014 - Sony Pictures Classics
John Lithgow y Alfred Molina en ‘Love is Strange’. © 2014 – Sony Pictures Classics

El más reciente film del director Ira Sachs es tan auténtico como se puede, tan natural y poco pretencioso en su retrato de las relaciones, que se siente más como si fuese un pedazo de vida que un romance genérico. Sachs entrega una tierna, paciente y emocionalmente atractiva cinta, con personajes convincentes. El diálogo –que el director escribió junto a Mauricio Zacharias– es notoriamente espontáneo y nunca forzado o tonto. Tal vez más de uno se sienta desanimado por la aparente sencillez de la premisa, pero hay que saber que esta en particular, se destaca de otras películas del género por no debilitar en ningún momento el romance. ‘El Amor es Extraño’ lleva consigo un enfoque diferente y en lugar de cuestionar el amor entre estos dos personajes, se centra en los obstáculos que enfrentan una vez que se ven obligados a buscar otro lugar para vivir.

Sachs hace un estupendo trabajo no sólo al crear dos individuos extraordinarios con una intimidad y conexión duradera, sino también, al equilibrar todas las emociones. Algunas escenas son largas y muestran poca acción, lo que le brinda al director la oportunidad de inyectar un intenso efecto en combinación con la maravillosa banda sonora que consiste en piezas de piano de Chopin.

Las actuaciones de Lithgow y Molina son refrescantemente sólidas al transmitir la angustia de vivir separados y el intenso anhelo de estar juntos de nuevo, siendo esto, reflejo del sentir cuando uno continúa el día a día de la vida sin propiamente funcionar sin la otra persona. Indudablemente, uno cree que estos dos hombres han compartido la mayor parte de su existencia, lo que hace la separación aún más difícil. Su desempeño, es lo que permite a la audiencia conectar con lo que ve a pesar de contar con una trama discreta. La intervención de Tomei como una escritora que intenta encontrar el balance entre ser madre y sus ambiciones de trabajo, es una maravilla de la naturaleza. Sus expresiones faciales comunican su lucha interna, pasando de la frustración a una luminosa empatía, particularmente con su hijo Joey que se encuentra a punto de entrar en su edad adulta.

Alfred Molina, John Lithgow y el director de la cinta Ira Sachs. © 2014 - Sony Pictures Classics
Alfred Molina, John Lithgow y el director de la cinta Ira Sachs. © 2014 – Sony Pictures Classics

Cuando dos seres humanos se complementan, es un lujo aun cuando la situación se torna difícil, ya que ese ser tan importante está ahí, a tu lado, para dividir las penas y multiplicar las alegrías. De esta manera, la cinta de Sachs resulta en dos cosas muy importantes; primera, la demostración que el amor es hermoso y en muchas maneras inmensurable e incuantificable para todos excepto los involucrados. Y segunda, la delicia y fragilidad de vivir en una dinámica ciudad que cambia constantemente, haciendo eco de los altibajos de la vida, a medida que tropezamos a través de nuestro propio desarrollo personal.

‘Love is Strange’ no es una película acerca de una pareja atormentada. Se trata de un tranquilo y apasionado melodrama que se destaca gracias a sus muy elegantes actuaciones y a su sensible y genuino retrato del amor.

 

 

FICHA TÉCNICA

Título: El Amor es Extraño (Love is Strange)
Dirección: Ira Sachs
Guion: Ira Sachs, Mauricio Zacharias
Reparto: John Lithgow, Alfred Molina, Marisa Tomei, Charlie Tahan
Género: Drama
Duración: 94 minutos
Año: 2014
País: Brasil, Estados Unidos, Francia, Grecia
Fotografía: Christos Voudouris
Música: Susan Jacobs, Jackie Mullhearn
Distribuidora: Nueva Era Films
Fecha de estreno: 24 de abril de 2015

Advertisements
Anuncios

Tagged: