Malas noticias para los fans de Santa Clarita Diet, pues la serie original de Netflix ha sido recientemente cancelada por la compañía, a pesar de que la tercera temporada fue lanzada el pasado mes. Así, la plataforma continúa recortando su catálogo, que contará cada vez menos con proyectos caros o arriesgados mientras se prepara para competir con Disney+.

Dirigida por Victor Fresco y protagonizada por Drew Barrymore (Sheila Hammond) y Timothy Olyphant (Joel Hammond), la serie mezcla a la perfección la comedia con el terror para lograr un absurdo muy entretenido con un argumento completamente original. Aquí, los protagonistas encarnan a una pareja de agentes inmobiliarios residentes en la ciudad de Santa Clarita, cuyas vidas cambiarán completamente luego de que Sheila se convierta en un zombie que se alimenta de carne humana.

Tras cancelar la serie, Netflix publicó un comunicado al respecto:

«El mundo nunca había conocido una comedia de zombies hasta el estreno de ‘Santa Clarita Diet’, por lo que estamos en deuda con su creador, Victor Fresco, por llevar esta idea a Netflix. Estaremos siempre agradecidos con los extraordinarios Drew Barrymore y Timothy Olyphant, quienes demostraron su gran talento para la comedia llevando a Sheila y Joel Hammond a una vida apasionante, aunque uno de ellos no estuviera muerto. Agradecemos también a los productores ejecutivos Tracy Katsky, Aaron Kaplan, Chris Miller y Ember Truesdell, al excelente reparto, incluidos Liv Hewson y Skyler Gisondo, y a todo el equipo por estas tres divertidas temporadas que los miembros de Netflix podrán disfrutar en los próximos años».

Los mismos actores también se mostraron agradecidos para con la serie. «Me encantó trabajar en este proyecto», declaró Olyphant, mientras Barrymore aseguró que «El personaje de Sheila Hammond es uno de mis favoritos. Ella y Joel eran una pareja increíble». De esta manera, Santa Clarita Diet se une a la extensa lista de series canceladas por Netflix, en la cual podemos encontrar también a One Day at a Time, Daredevil, Bloodline, Travelers o Marco Polo.

Si bien el fin de la serie tomó por sorpresa a todos, Deadline nos ha revelado más detalles sobre el motivo. Claramente, esto se debe única y exclusivamente al aspecto económico, pues si bien sabemos que Netflix paga por adelantado a las series los costos de producción, el sitio informa también que, a partir de la tercera temporada de cada una, las bonificaciones por parte de la compañía se vuelven muy altas. Algo que ahora no está dispuesta a hacer, y que dejará a muchos fans con preguntas sin responder.

Advertisements
Anuncios

Tagged: