Sin duda uno de los grandes atractivos de Star Wars: The Last Jedi es conocer lo que ha pasado con Luke Skywalker desde el episodio seis de la saga galáctica. Este actor es uno de los más reconocidos de una de las franquicias más exitosas de la historia, y nos encantó su regreso en Star Wars: El Despertar de la Fuerza.

Los adelantos en vídeo que se han mostrado antes del estreno de la nueva película en diciembre nos ponen los dientes largos, y una de las razones como decimos es el papel del personaje en la nueva historia. Pero, ¿y si dijéramos que el actor estuvo cerca de rechazar volver a la franquicia? Porque así es, Mark Hamill casi dice que no.

Así lo ha revelado durante una entrevista con The New York Times, afirmando que casi lo rechaza porque pensó que Harrison Ford también lo haría.

«Es demasiado viejo, demasiado rico y demasiado irritable. No creo que haga esto. Estaba realmente asustado. Pensé, ¿para que meterme en esto? La idea de atrapar el mismo rayo en una botella dos veces era ridículamente remota… Nadie quiere ver nuestras versiones de 50, 60 y 70 años correteando y luchando contra la Estrella de la Muerte. Es triste».

Pero en cuanto supo que el actor que interpreta a Han Solo había aceptado formar parte de las nuevas películas, tomó la misma decisión.

«¿Te imaginas que fuese el único en decir que no? Sería el hombre más odiado del mundo nerd».

También revela lo que sintió cuando Georges Lucas le contó la idea para el episodio siete, y cómo Carrie Fisher tomó la decisión de formar parte.

«Me quedé completamente aturdido. Pero Carrie, cuando no había pasado ni un minuto, golpeó la mesa y dijo ‘¡estoy dentro!’. No me lo podía creer«.

No cabe duda de que todos los que amamos esta franquicia, y a estos personajes, amamos también el regreso de los tres  en las nuevas películas.

Fuente: Fotogramas

Advertisements
Anuncios

Tagged: