Es ciertamente sorprendente que Robert De Niro y Leonardo DiCaprio nunca hayan trabajado juntos, más que nada porque ambos son dos de los actores favoritos del cineasta Martin Scorsese. Pero esto podría cambiar pronto.

El director quiere que ambos protagonicen la adaptación al cine de Killers of the Flower Moon: The Osage Murders and the birth of the FBI, el libro escrito por David Grann sobre la misteriosa muerte de los habitantes de una reserva india.

De momento no hay muchos detalles sobre el proyecto, pero no cabe duda de que simplemente mencionando estos tres nombres se nos ponen los dientes largos. Podríamos estar hablando de una de las mejores películas de los próximos años.

La productora de la película será Imperative Entertainment, que compró los derechos cinematográficos del libro por cinco millones de dólares, una cifra nada desdeñable y que adelanta el gran interés que tiene en realizar la película.

Tampoco está claro cuando podría comenzar si quiera la pre-producción teniendo en cuenta que tanto el director como los actores están ocupados. De hecho, Scorsese y De Niro están trabajando juntos ahora mismo en The Irishman.

Por su parte, DiCaprio está trabajando en diferentes proyectos cinematográficos de los que hemos estado hablando, aunque tampoco está muy claro cual será la próxima película que estrene, ni tampoco si será este año o el que viene.

Esta es la sinopsis del libro que recogemos de El Séptimo Arte.

Publicado por Penguin Random House, el libro narra la conspiración para matar indios millonarios que llevó a los Estados Unidos a la creación del FBI. A principios del siglo XX, los miembros de la nación indígena estadounidense de los osage se convirtieron en las personas más ricas de la Tierra. Pero uno tras otro comenzaron a aparecer asesinados. Estas misteriosas muertes se convirtieron en uno de los primeros casos que investigó la Oficina Federal de Investigaciones.

De igual forma, el escrito también habló con la BBC sobre la historia original.

La nación osage, igual que muchos otros pueblos indígenas de Estados Unidos, fueron expulsados de su tierra hacia una parte del noreste de Oklahoma. Se pensaba que esa tierra no tenía ningún valor. Era rocosa e infértil. Pero entonces bajo su reserva descubrieron unos de los depósitos de petróleo más grandes del país. Y los osage se convirtieron en la gente más rica del mundo. Pronto los osage empezaron a desaparecer misteriosamente o a morir asesinados, uno tras otro.

Advertisements
Anuncios

Tagged: