Muere director Portugués Manoel de Oliveira

| |

El director de cine portugués Manoel de Oliveira falleció el pasado jueves a los 106 años, según confirmaron a EFE fuentes de la productora con la que realizó sus últimos trabajos.

John Malkovich #1
John Malkovich #1

Manoel de Oliveira nació en Oporto el 11 de diciembre de 1908 y debutó detrás de una cámara a los 23 años con el documental "Douro Faina Fluvial".

Marcello Mastroianni

El cineasta es considerado el director más longevo del mundo en actividad, durante su carrera realizó cerca de 60 películas y su último trabajo fue "El Viejo Restelo" ("El viejo de Belén"), proyectada en 2014.

catherine-deneuve
catherine-deneuve

La francesa Catherine Denueve, el estadounidense John Malkovich o el italiano Marcello Mastroianni participaron en algunos de sus filmes durante las décadas de los 80 y los 90, contribuyendo a dotar a su obra de una dimensión internacional.

manoel de oliveira
manoel de oliveira

Su última película estrenada en España fue 'El extraño caso de Angélica' (2010), con Pilar López de Ayala de protagonista y con Luis Miñarro en la producción. Entre sus obras también destacan 'El valle Abraham' (2003), 'Viaje al principio del mundo' (1997) y 'El convento' (1995).

Manoel Cândido Pinto de Oliveira era considerado como el cineasta más prestigioso de su país y el más conocido internacionalmente. Nació en una familia de holgada posición en Oporto (su padre era dueño de la primera fábrica de bombillas, entre otras cosas).

Estudió con los jesuitas, expulsados de su país por la reciente República: estuvo en A Guarda (Galicia), en España, tres o cuatro años desde 1919, con su hermano. De joven le gustaban la lectura y la geometría; pero muy pronto manifestó su pasión por el séptimo arte.

En 1931, dirigió su primer corto, Douro, faina fluvial, documental que dejaba patente la influencia que ejercían sobre él directores como Robert Flaherty y los documentales soviéticos. En esta película describía una jornada de trabajo de los pescadores de las riberas del río Duero, y revelaba su particular sensibilidad y su espíritu afín a las vanguardias europeas. Otros documentales son Já se fabricam automóveis en Portugal y Miramar, praia de rosas, ambos de 1938, que se perdieron. Por todo ello, influyó en la carrera de su amigo el futuro cineasta Jean Rouch.

Con la asistencia de las principales autoridades de Portugal y famosos como John Malkovich, la iglesia Cristo Rei de Oporto acogió el viernes las honras fúnebres del cineasta más internacional de Portugal, Manoel de Oliveira, fallecido ayer a los 106 años.

En un funeral cerrado a los medios de comunicación, el presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva, y el primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, fueron las representaciones de más alto rango del Estado portugués en la iglesia.

Oliveira siempre entendió el cine "como manifestación cultural moderna, indispensable, necesaria" y no como un espectáculo inferior. Ha alabado, además de a los documentalistas, los filmes de Kenji Mizoguchi, pero asimismo los de Jean-Marie Straub. De los italianos clásicos le gusta especialmente Roberto Rossellini. Ha hecho un homenaje a Vigo en Nice - à propos de Jean Vigo (1983); también a Luis Buñuel, con Bella de día, aunque Oliveira no sea tan provocador como éste. Y ha seguido la obra de los cineastas portugueses actuales.

El Gobierno decretó viernes y sabado como jornadas de luto, mientras que el Ayuntamiento de Oporto lo amplió a tres en el ámbito local.

En julio de 2012 fue internado en el Hospital Eduardo Santos Silva debido a un problema pulmonar que le provocó una insuficiencia respiratoria.5 Pero estrenó en la 69 Mostra de Venecia su film O Gebo e a Sombra, que sobre un antecedente del Esperando a Godot de Samuel Beckett.

En el momento de su fallecimiento, en abril de 2015, llevaba 75 años casado (desde 1940) con su esposa Maria Isabel Brandão de Meneses de Almeida Carvalhais (1918). Tuvieron cuatro hijos: Manuel Casimiro (1941), Jose Manuel (1944), Isabel María (1947) y Adelaide María (1948).