A sus 97 años, la exitosa actriz californiana deja este mundo con un legado que permanecerá para siempre en la historia de Hollywood.

Doris Day, que también supo cantar muy bien jazz y pop, saltó a la fama allá por el 1956 cuando apareció junto a Jimmy Stewart en The Man Who Now Too Much, de Alfred Hitchcock (donde «Whatever will be, will be» interpretada y creada por ella ganó el Oscar a la mejor canción original). Luego participo en reconocidos films como Love Me or Leave Me, Pillow Talk (donde fue nominada a un Oscar a mejor actriz) y Lover Come Back, junto a Rock Hudson, en 1959.

Resultado de imagen para doris day

Lover Come Back, Send me no Flowers, Move over, darling y The Thrill of It All fueron otras exitosas películas que protagonizó en los años 60.  En 1968 rodó su última película, El novio de mama para involucrarse de lleno a la lucha por el maltrato animal. Dicho manifiesto social terminó consagrándola en 2004, por el entonces presidente George W. Bush, con la Medalla Presidencial de la Libertad.

Paul McCartney declaró: “Estoy muy triste al enterarme de que murió Doris Day “…“Era una verdadera estrella en muchos sentidos. Tuve oportunidad de encontrarme con ella unas pocas veces. Visitarla en su casa de California. Era como ir a un santuario animal donde vivían a todo lujo un montón de perros. Tenía un corazón de oro y era una señora muy graciosa con quien compartí muchas risas”.

Resultado de imagen para doris day

En fin, para los que pudieron vivir aquella época del cine con Doris a la cabeza, y por qué no para los que no también, probablemente sea éste un hecho melancólico y quizá un poco triste. Recordando lo que dejó, e implanto en los corazones de tanta gente con sus clásicas películas.

Advertisements
Anuncios

Tagged: