Oscars 2020: lo bueno, lo malo y lo feo

El Premio Óscar 2020 cerró el telón de una temporada de premios que nos ha dejado muchas cosas buenas, aunque también algunas que no han gustado tanto.

Además de compilar todos los datos curiosos de la ceremonia, hacemos un balance de lo que ha sido la edición 92 de la noche más grande del cine, recopilando lo acontecido en un “lo bueno, lo malo y lo feo».

LO BUENO: PARASITE ARRASA Y HACE HISTORIA

Premios Oscars 2020: lo bueno, lo malo y lo feo
Oscars 2020: lo bueno, lo malo y lo feo

Desde su premiere mundial en Cannes 2019, Parasite de Bong Joon Ho, inició su recorrido haciendo historia ganando la Palme d’Or del prestigioso festival, convirtiéndose en la primera película surcoreana en lograrlo. Parecía tan lógico como justo que terminara su año de la misma forma que lo comenzó: haciendo historia.

El gran año de Bong y Parasite, culminó en el Óscar 2020 con una increíble noche. A la ceremonia llegaba con 6 nominaciones, y a casa se fue con 4 de ellas: Mejor Película, Director, Guion Original y Película Internacional.

Empezando por su triunfo en Película Internacional, Parasite se coronó como el primer film surcoreano en ganar la categoría antes llamada Película en Lengua No Inglesa. ¿La cereza más grande del pastel? Primera vez en 92 años de historia que una película en habla no inglesa gana la categoría más grande de la noche, Mejor Película.

LO MALO: EL RATING NO MEJORA

Oscars 2020: lo bueno, lo malo y lo feo

Dicen por ahí que los números no mienten. Y si es así, entonces la Academia del Óscar se encuentra en graves problemas, ya que, basándonos en los números de audiencia, cada vez hay menos interesados en la ceremonia más importante del mundo del cine.

Sin anfitrión por segundo año consecutivo, recurriendo a “trucos” musicales para salvar el momento, como el tener de invitada a Janelle Mónae para el acto de apertura de la gala, o a la sensación del momento, la ganadora de múltiples Grammys, Billie Eilish para el segmento In Memoriam, e incluso el regreso sorprendente de la súper estrella Eminem, ganador del Óscar a Canción Original en 2003 por Lose Yourself del film 8 Mile, nada parece funcionar para los productores y organizadores de la gala.

Los Oscars 2020 fueron vistos por la audiencia más pequeña en sus 92 años de historia. La cifra final fue de 23.6 millones de televidentes, disminuyendo en un 20% (6 millones) con respecto a los Oscars 2019, que fueron vistos por 29.6 millones de personas. En comparación, los Oscars 2018 tuvieron una audiencia de 26.5 millones, que en su momento fue la más baja.

Aunque la estatuilla dorada no es la única que sufre en relación al rating, los Golden Globes y los Emmys también han disminuido sus respectivas audiencias en los últimos años. Los cinéfilos indudablemente sintonizaremos las premiaciones, pero… ¿será eso suficiente? Los productores deben ponerse creativos y buscar nuevas estrategias si quieren atrapar a más audiencia.

LO FEO: LAS PELÍCULAS QUE SE FUERON CON POCO O CERO

Oscars 2020: lo bueno, lo malo y lo feo

Además de ser recordada por el enorme triunfo de Parasite, la temporada de premios 2019-20 también será rememorada como una decepcionante campaña de Netflix y su drama de mafia, The Irishman, dirigida por Martin Scorsese. La película, que contó con un presupuesto de $160 mdd y fue ignorada en los Golden Globes y los SAG, llegaba a los Óscars con 10 nominaciones, y lamentablemente, no se pudo llevar a casa ninguna de ellas.

Pero no todo fue malo para Scorsese, pues el icónico cineasta recibió múltiples muestras de cariño, por parte de presentadores como Steve Martin y Chris Rock, hasta ganadores como Bong Joon Ho que lo elogió y le llamo su inspiración al recibir la estatuilla al Mejor Director.

Otras candidatas de la temporada como Jojo Rabbit, Marriage Story y Little Women (nominadas a 6 estatuillas cada una de ellas), levantaron el Óscar en una ocasión, por Mejor Guion Adaptado, Mejor Actriz de Reparto, y Mejor Diseño de Vestuario, respectivamente.

Oscars 2020: lo bueno, lo malo y lo feo

Once Upon  Time in Hollywood de Quentin Tarantino, que iniciaba su campaña como una de las más fuertes candidatas, poco a poco perdió el ímpetu, y solamente se llevó a casa dos de las diez estatuillas a las que estaba nominada: Mejor Diseño de Producción y Mejor Actor de Reparto.

Dolor y gloria, Harriet, Star Wars: The Rise of Skywalker y The Two Popes, se fueron a casa con las manos vacías.

Tras importantes triunfos en los Golden Globes, los PGA, los DGA, y los BAFTAs, 1917 de Sam Mendes, se perfilaba como la favorita en categorías como Película y Director. Al final de la noche, el film bélico de Mendes alzó tres Óscars. Todos ellos en categorías técnicas. Con esto no queremos decir que la cinta haya sido un fracaso en la ceremonia, porque no es así. Es simplemente otra muestra de la inmensa repercusión que generó Parasite. Con un clamor casi al unísono, se celebró la originalidad de Bong, y se reflejó la nueva internacionalidad de la Junta de Miembros de los AMPAS. Es otra muestra también, que nada está escrito, y aún la carrera más cerrada, puede tener a otro como el caballo ganador.

Advertisements
Anuncios

Tagged: