Uno de los géneros más populares dentro de la comedia cinematográfica, principalmente en los Estados Unidos, aunque se ha desarrollado a diversos niveles en otras partes del mundo, es el cop-buddy. en donde dos oficiales de policía con personalidades opuestas deben de trabajar en conjunto para logar un determinado objetivo. Curiosamente, México no había explotado esta misma con la amplitud del resto del mundo, pero con la nueva cinta de Abe Rosenberg, parece que buscan recuperar el tiempo perdido.

Placa de Acero nos muestra las experiencias de Roberto Recto, un policía honesto que busca cambiar el sistema desde dentro, sólo para descubrir que tendrá que hacer pareja con uno de los elementos más experimentados, pero también más corrupto de toda la corporación.

Si bien la cinta explota, al parecer, todos los clichés habituales de este género, el hecho de que incorpore elementos tradicionales de la policía mexicana, la hace original y, hasta cierto punto, atractiva. Sin embargo, aunque no podemos negar que puede resultar divertida, no es duda que es también predecible, pues su único atractivo será ver como logra fusionar dos formas tradicionales del humor. Valdrá la pena quizá darse la oportunidad de verla, pero es mejor ir preparados a que no nos encontraremos algo revolucionario.

Advertisements
Anuncios
Tagged: