Desde su estreno, Inception (El Origen u Origen) es un magnífico ejemplo de un final que no se comprende, y que el director no explica. Porque lo cierto es que desde entonces ha habido todo tipo de teorías sobre lo que signifca.

El protagonista no está muy seguro si lo que está viviendo es un sueño o la realidad, por lo que decide lanzar su tótem (un objeto que indica en cual de los dos está) sobre una mesa para saberlo, pero la película termina mientras el objeto gira.

El director y guionista Christopher Nolan respondía en 2016 a la pregunta de cual es el significado de la escena afirmando que cualquier interpretación que hagan los espectadores está bien. Lo que no aclara absolutamente nada.

Hay quien dice que el tótem sigue girando y girando, por lo que está en un sueño. Y hay quien dice que no. Otra teoría indicaba que el verdadero tótem es su anillo de boda, que únicamente lleva puesto cuando está en un sueño.

En esa escena no lo lleva, por lo que está en la realidad. Pero sigue siendo una teoría, no algo que hayan dicho sus protagonistas o el cineasta, por lo que tampoco aclara demasiado. Pero recientemente ha habido novedades.

Esto es lo que comentó Michael Caine durante una entrevista con Independt:

«Cuando recibí el guion de Inception, me quedé un poco desconcertado. Le dije (a Nolan): ‘No entiendo dónde está el sueño. ¿Cuándo es sueño y cuando es realidad?’. El me dijo: ‘Bueno, cuando tú estás en la escena, es realidad. Si no estás, es un sueño’«.

En esa última escena, veíamos cómo el protagonista se reencontraba con sus hijos y su padre, interpretado por Caine. Al estar el personaje de Caine presente estaríamos ante la realidad. No lo decimos nosotros ni Caine, sino el propio Nolan.

MÁS INFORMACIÓN

Esta es la sinopsis y adelanto en vídeo de esta película, una de las mejores del cineasta:

Dom Cobb (Leonardo DiCaprio) es el mejor extractor. Su oficio consiste en introducirse en los sueños de sus víctimas y extraerle secretos del mundo de los negocios para luego venderlos con grandes dividendos. Debido a sus arriesgados métodos, grandes consorcios lo tienen en la mirilla, y ningún escondite le ofrece seguridad. No puede regresar a los Estados Unidos donde sus hijos le esperan. El empresario Saito (Ken Watanabe) le recluta para su última misión, que de triunfar le podría permitir su ansiado regreso a casa. Se trata de una misión muy difícil. Cobb y su equipo estrella, no robarán un secreto, sino que deben implantar una idea en el subconsciente del heredero de una multinacional (Cillian Murphy), quien se ha convertido en un peligro para Saito. Cobb y su equipo se preparan meticulosamente para la misión, pero no presienten un riesgo incalculable: el espectro de Mal (Marion Cotillard), la difunta esposa de Cobbs quien aun ronda sus pensamientos…

Advertisements
Anuncios

Tagged: