Lo último que salía a la luz sobre Deadpool eran algunos secretos de la secuela después de la puesta en venta del DVD y Blu-Ray, que suelen aportar información sobre las producciones más allá de lo que vemos en el cine. En este caso hablamos de una «nueva» película del Mercenario Bocazas que llegará en Navidad.

El 21 de diciembre, Fox lanzará una película del antihéroe que puedan ver menores de dieciocho años, es decir, sin chistes sexuales ni tanta violencia. Además, Ryan Reynolds ha jugado con la posibilidad de que también haya otros cambios, como el añadido de nuevas escenas, como vemos a continuación:

Quien vemos en la cama es Fred Savage, repitiendo su papel en Princess Bride. ¿Hará una aparición en esta «nueva» película con dicho personaje? Lo cierto es que nada está claro ahora mismo y probablemente habrá que esperar hasta el estreno de la misma. Tampoco está claro si será una versión de Deadpool o Deadpool 2.

Lo que es seguro es que cualquier fan de esta saga estará más que encantado de ver esta producción con las novedades comentadas. Veremos cuál es el resultado. Pero parece claro que Fox se ha sacado de la manga un truco que será bueno para ellos pero también para los fans de este personaje.

Continuando con los secretos mencionados, a continuación los repasamos (vía Collider):

Esto se comentó anteriormente, y también aparece en esta versión. Durante la nueva historia Vanessa, la novia del protagonista, muere. Pero había otras versiones del guion en las que no era asíEn alguna solo se separaba de Wade. Pero los responsables pensaron que su muerte sería lo mejor para la evolución de Deadpool. Continuando con este suceso, el director no sabía qué hacer entre la muerte del personaje y el comienzo de la película, así que le pareció una buena idea introducir la canción de Celine Dion. Hablando de cantantes, los gatos que aparecen en la camiseta de Deadpool son de Taylor Swift, que dio su permiso.

En una producción que no se corta a la hora de hablar sobre cualquier cosa y de mostrar lo que sea, parece raro que se hayan guardado algo, pero lo cierto es que fue así. Hubo un chiste, no sabemos cuál es, que se quedó en el guion o en el rodaje porque al estudio le parecía demasiado fuerteRyan Reynolds tenía que hacer cada escena con y sin máscara porque esta está animada con efectos digitales cuando el personaje habla.

A pesar de que es durante poco tiempo, los X-Men aparecen esta película. La mansión en la que los vemos es la misma mansión de X-Men 2. Continuando con este grupo de mutantes, algunas de las escenas se rodaron en el set de X-Men: Dark Phoenix, una de las nuevas películas de este universo, y después se enviaron a Deadpool 2.

En cuanto a las dos grandes estrellas invitadas, Matt Damon y Bratt Pitt, al primero Reynolds le propuso aparecer en la película mientras cenaba, escribiéndolo en un trozo de papel higiénico; al segundo también se lo propuso el protagonista después de no poder ser CablePitt solo pidió un café como pago.

Advertisements
Anuncios

Tagged: