En estos momentos, tras de los premios que se llevara Guillermo del Toro en estas pasadas entregas del Óscar, la presencia del mexicano en el cine de los Estados Unidos es el tema favorito de todo mundo. Sin embargo, nuestro país tiene un amplio recorrido dentro de la carrera de las estatuillas, arrancando desde 1949, en que veríamos al primer connacional dentro de las mismas. El día de hoy hablaremos de este artista, que desafortunadamente ha sido muy olvidado.

Emile Kuri nació de padres libaneses en Cuernavaca Morelos, y desde joven se sintió muy inclinado al arte, especialmente al diseño. Sus padres, viendo esa inquietud, lo enviaron a estudiar al Chaminade College, pues en aquel entonces la enseñanza del diseño en nuestro país era muy incipiente. Estando ahí, descubriría la existencia del diseño de producción, que marcó para siempre su vida, y que le daría dirección a su carrera.

Su primer trabajo fue para la cinta The Black Doll, gracias a lo cual fue descubierto por Disney, quien lo llamó frecuentemente para diversas producciones. Trabajó en cintas como La Guerra de Los Mundos, Travesuras de una Bruja y varias cintas de El Zorro. Sin embargo, la primera con la que llegaría a los Oscares fue con La Heredera, de 1949. Posteriormente, se llevaría una segunda con 20,000 Leguas de Viaje Submarino, de 1954.

Kuri se nacionalizaría después estadounidense, aunque quedaría como el primer mexicano en llevarse el premio, y de lograrlo dos veces. Es un mérito que no debemos de olvidar.

Advertisements
Anuncios
Tagged: