Quince curiosidades que quizá te perdiste de Alien – la saga de ciencia ficción que lo cambió todo

| | , , , ,

En Cine3 continuamos la celebración del #AlienDay, recopilando para ti quince curiosidades que quizá te perdiste sobre una de las mejores y más memorables sagas de ciencia ficción, ALIEN.

“En el espacio, nadie puede oírte gritar,” advertía el slogan del film hace ya treinta y ocho años. Y a partir de ese momento en 1979, la primera entrega de una grandiosa franquicia de ciencia ficción, lo cambió todo.

Es popularmente conocido el hecho de que la producción de 20th Century Fox, impulsó enormemente las carreras de su director, Ridley Scott, y de su protagonista Sigourney Weaver, cuya actuación como Ripley, le valió el reconocimiento como la más grande heroína en la historia del cine. Pero, tras varias secuelas (Alien vs Predator y sus derivados nunca existieron en nuestra mente), es de esperarse que haya un puñado de datos curiosos que posiblemente no conozcas.

Con la intención de que lo anterior cambie, enlistamos la información divertida que permitió a la saga convertirse en una realidad, así como también lo datos detrás de nuestras secuencias favoritas, detalles de los elementos que hicieron posible el Xenomorfo y el filme en general y mucho más.

Si te obsesionan los datos curiosos, estás en el lugar correcto.

¡Empezamos!

QUINCE DATOS CURIOSOS Y TRIVIA DE LA SAGA

ALIEN (1979)

1 ¿Sabes cómo nació la idea de ALIEN? Fue gracias a la mente del talentoso guionista Dan O’Bannon, que unos años antes había escrito el relato de Dark Star para John Carpenter (y sus efectos especiales), la cual compartía similitudes con nuestra celebrada. Poco después, abordó nuevamente la idea desde un punto de vista de terror y ciencia ficción y nació Alien bajo el título Star Beast.

2 El Chestburster – hablando de O’Bannon, ¿qué sabemos realmente acerca de la emblemática secuencia que marcó un antes y un después? Por supuesto, hablamos de “el chestburster”, escena durante la que la creatura protagonista de la ciencia ficción, explota del pecho del personaje interpretado por John Hurt, miembro del Nostromo. O’Bannon se inspiró en la enfermedad de Crohn, que produce fuertes dolores gastrointestinales y que el guionista padecía para originar el legendario momento en cámara.

3 Por poco Hurt no obtenía el papel como Kane, pues Jon Finch ya había firmado para tomar el rol. El compromiso estaba tan avanzado, que el actor ya había hecho las pruebas para la gran escena mencionada en el punto anterior. Las ironías de la vida le impidieron formar parte del largometraje, pues tuvo que abandonar el proyecto debido a un ataque bronquial. Se dice que al día siguiente Hurt ya había llegado a tomar el lugar como Kane.

4 ¿Imaginan a Ripley interpretada por Meryl Streep? Adoramos a la tres veces ganadora al Premio Óscar, sin embargo, no concebimos la idea de alguien más que Weaver como nuestra heroína. Streep ya era un nombre reconocido en la industria, mientras que Weaver era todo lo contrario. Finalmente después de barajar las opciones, los productores se decidieron por la novata, y como dicen por ahí, el resto es historia.

5 Hablando de otros actores que interpretarían algún personaje, es turno de imaginar a Han Solo como Dallas. Así es, los productores buscaban firmar a Harrison Ford en el rol que eventualmente terminó en manos de Tom Skerritt. Ford venía de protagonizar Star Wars: Episode IV – A New Hope (1977) y se encontraba comprometido con dos episodios más, razón por la que probablemente pasó del ofrecimiento. Ford trabajaría con Ridley Scott unos años más tarde, en otro clásico de ciencia ficción Blade Runner (1982), que este año estrenará su secuela, Blade Runner 2049.

6 Y hablando de Star Wars… Peter Mayhew, que interpreta a Chewbacca en la saga de George Lucas, hizo la prueba para ser el “cascarón” del Xenomorfo en pantalla. Después de varias pruebas, que además incluían a varias mujeres modelos (pues Scott se rehusaba a la idea de tener a un hombre en traje como alienígena) se optó por un estudiante de artes gráficas de origen nigeriano de poco más de dos metros de altura residiendo en Inglaterra.

7 Los espectaculares diseños que dieron vida al Xenomorfo fueron obra del artista suizo H.R. Giger, que no solamente diseñó a la creatura, sino también, la superficie del planeta donde se desarrolla la historia, el chestburster, los huevos del alienígena y el magnífico Space Jockey.

ALIENS (1986)

8 Para la secuela dirigida por James Cameron, Giger no regresó para supervisar el diseño de más alienígenas, pero el cineasta contó con el talento de Stan Winston, que hizo algunas modificaciones relevantes a las creaturas. Primero, se redujo la cantidad de dedos en sus manos de seis a tres. Segundo, los facehuggers tenían colas más largas y eran más ágiles que sus antecesores. Y tercero, la imponente Alien Queen fue creada desde cero por Winston, y como se ha visto en otros casos de creaturas, fue el resultado de la combinación de varios elementos, entre ellos: un títere de pedestal, un cuello y cabeza hidráulica, una cara operada por cables, un cuerpo asistido por una grúa. Su tamaño alcanzó los casi cuatro metros y medio de altura.

9 Sentando precedentes en el Óscar – para el momento en el que la secuela fue lanzada, la franquicia estaba familiarizada con el reconocimiento de la industria, en especial, el Premio Óscar, pues su antecesora se había alzado con la presea dorada a mejor efectos visuales. Aliens logró siete nominaciones al galardón, repitiendo como mejor efectos visuales y además, mejor edición de efectos de sonido. Pero lo que no tenía precedentes, era la nominación de su protagonista, Sigourney Weaver a Mejor Actriz, el primero para una cinta tanto de ciencia ficción como de acción. Weaver perdió la categoría con Marlee Matlin.

10 La equidad de pago no es una novedad – Weaver por poco se queda fuera de la secuela de Cameron, pues exigió un aumento en su salario para retomar su rol como Ripley, algo que no fue del agrado de Fox, que pidió a Cameron proseguir sin tomar en cuenta a la heroína. ¿Aliens sin Ripley? No va a suceder en este mundo ni el siguiente. El estudio lo entendió y accedió a pagarle el sueldo que la actriz pedía, $1 millón de dólares. ¿A ti también te parece un salario bajo e injusto? A nosotros también.

ALIEN 3 (1992)

11 El debut de David Fincher detrás de cámaras – antes que Fox se decidiera por Fincher a la cabeza de la tercera película, se consideró tener a Vincent Ward como director de la misma. La idea que concibió para desarrollar y ambientar el relato, se consideró una visión costosa y poco después, Ward abandonó el proyecto. Este fue el momento en que el estudio decidió regresar a su plan original de otorgar a Fincher la oportunidad de hacer su debut como director en largometraje, aunque el cineasta tuvo diferencias creativas constantes con Fox, que dio paso a un retraso de más de veinte días en el rodaje. Esto también significó un retraso en su llegada a salas de cine. Su fecha de estreno fue cambiada en tres ocasiones, empezando en 1990, para finalmente llegar a cartelera el Memorial Day de 1992.

12 El descontento de Weaver – este se presentó de nuevo en Alien 3, pues la actriz confesaba que a pesar de sentir que hablar sobre salario es de mal gusto, confesaba que lo que había recibido por las primeras dos entregas era “desagradable.”  Sin embargo, la actriz logró conseguir un mejor sueldo. Algo merecido si tomamos en consideración que tuvo que afeitarse la cabeza tres veces por semana durante el rodaje.

Alien: Resurrection (1997)

13 El disgusto de Joss Whedon – la cuarta entrega en la mundialmente aclamada franquicia, marcó uno de los primeros trabajos de Whedon como guionista en la pantalla grande. Pero, lo que supondría una celebración total dada la importancia de dejar tu nombre tallado en un proyecto de tal tamaño, le supuso malos tragos. Han sido numerosas las ocasiones en las que Whedon ha mostrado su descontento por el resultado de la película, pues, aunque ha sido acreditado como el único guionista del film, Whedon insiste en que el involucramiento del resto terminó por arruinar su labor, pues ejecutaron todas sus ideas de la manera incorrecta, algo que afectó bastante el resultado final. La diferencia más grande fue el final, que fue cambiado debido al presupuesto. Uno de los finales de Whedon se desarrollaba en la Tierra, e incluía un clímax con Ripley, Call (Winona Ryder) y otros más, luchando contra el recién nacido. Por cierto, el rol de Ryder, se le ofreció originalmente a Angelina Jolie, pero la actriz lo rechazó.

14 Weaver a lo NBA – la escena en la que vemos a Ripley lograr acertar un tiro a la canasta de basquetbol de espaldas, no fue realizado a través de efectos especiales o trucos. La actriz entrenó durante tres semanas con un experto del deporte para lograr el tiro. Weaver acertó el tiro en la sexta toma. La actriz ha confesado que después de su boda, y el nacimiento de su hija, este ha sido uno de los momentos más emocionantes de su vida.

15 De uno a once – Weaver, que como hemos mencionado expresó en reiteradas ocasiones su desagrado en cuanto al salario recibido en las primeras películas, esta vez no tuvo ninguna objeción respecto a ese tema, pues Fox le ofreció $11 millones de dólares para su cuarta intervención como LA inimitable heroína de la ciencia ficción y Weaver sin duda, acepto regresar. Curiosamente, esa misma cantidad fue el presupuesto de Alien (1979).

¿Conoces otros datos curiosos que se nos hayan escapado? Haznos saber en los comentarios y no olvides que el próximo 12 de mayo se estrena en cartelera Alien: Covenant con Ridley Scott de nuevo en la silla de director. Te dejamos con el nuevo avance estrenado este #AlienDay, ¡que deja al descubierto un interesante hecho!