Rebecca Hall es una de las protagonistas de ‘A Rainy Day in New York’, la próxima película de Woody Allen. Sin embargo, en un reciente comunicado ha asegurado que se arrepiente de haber trabajado con el director y afirma que donará el dinero de su sueldo a la iniciativa Time’s Up que defiende a las mujeres víctimas de acoso sexual.

“El día después de que el caso Weinstein estallara por completo, estaba rodando la última película de Woody Allen en Nueva York. No podría haber imaginado un día más raro. Cuando me lo pidieron, hace siete meses, dije rápido que sí. Él me dio uno de mis primeros papeles importantes, por lo que siempre le estaré agradecido, y era un día en mi ciudad. Fácil. Sin embargo, me di cuenta de que no había nada fácil en esto. En las semanas siguientes he pensado muy profundamente sobre esto y todavía tengo dudas y estoy triste.

Después de leer y releer el texto de Dylan Farrow y volver a leer los antiguos, me he dado cuenta de que no solamente es algo muy complicado, es que mis acciones han hecho que se silencie a otra mujer y no se la tenga en cuenta. Eso no es algo con lo que pueda convivir y lo siento profundamente. Me arrepiento de mi decisión y hoy día no sería la misma.

Es una pequeño gesto y ni siquiera sirve de compensación, pero he donado mi salario a Time’s Up. También me he apuntado y seguiré donando e intentando trabajar en este movimiento positivo que espero que cambie Hollywood y el resto del mundo».

Estos comentarios de la actriz responden de alguna forma a un carta de la actriz Dylan Farrow sobre el director, publicada en 2014, sobre los abusos que sufrió. Estos días la actriz Mira Sorvino se unía también a las protestas contra él prometiendo no volver a trabajar nunca en una de sus películas.

«Confieso que cuando trabajé para Woody Allen era una actriz joven e ingenua. Me tragué el retrato de tus acusaciones de abuso contra tu padre como una ramificación de la retorcida batalla por la custodia entre Mia Farrow y él, y no miré más allá de la situación, algo que lamento terriblemente. Por esto también le debo una disculpa a Mia Farrow».

Fuente: Cinemanía

Advertisements
Anuncios

Tagged: