Robert Pattinson está muy ocupado con muchos proyectos pero va a ser el nuevo Batman. Todavía no ha comenzado a trabajar en este, pero sí está teniendo reuniones para ver cómo lo van a enfocar. Y en una de ellas, recientemente, el actor pudo ver el traje que va a utilizar. Más bien, una versión del mismo, no la definitiva. Y hablando con Yahoo comentó esto:

«Puede ser la cosa más loca que me haya ocurrido nunca en términos de mi trabajo en el cine. Me lo puse y recuerdo decirle a Matt: ‘Se siente casi transformador’. Él me contestó: ‘Espero que lo sea, estas literalmente en el batraje’. Te sientes muy poderoso inmediatamente. Es realmente asombroso, es algo increíblemente difícil de ponerse. Tiene todo un ritual que es muy humillante. Hay 5 personas que tratan de ponerte algo encima. Pero una vez que lo tienes, es como: ‘Sí, me siento fuerte, duro’. Incluso aunque tenía a alguien apretando mis nalgas entre mis piernas».

Tendremos que esperar un poco para ver al menos una versión del traje, para ver también la definitiva. Pero poco a poco vamos teniendo más novedades.

En espera de más, en The New York Times, el actor habló precisamente de su reciente estreno, The Lighthouse. En concreto, de una escena de masturbación.

«En mi primer día de grabación (de The Lighthouse) tuve que hacer una feroz escena de masturbación […]. Pude ver a Robert Eggers (el director) un poco en estado de ‘shock’ después. Pero pensé: ‘Está bien, genial, no me dijeron que parara, así que seguiré en esa dirección. No paro de masturbarme en mis películas. No me he dado cuenta de esta conexión hasta este cuarto filme (lo hizo también en High Life, Damsel, The Devil All the Time)».

Y recordó nuevamente la saga Crepúsculo.

«Todo lo que tiene que ver con este filme fue extraño. Yo caminaba por la calle sin que nadie me reconociese y, de repente, todo cambió durante cuatro años«.

Volviendo a su reciente estreno, hagamos un repaso.

Robert Eggers nos trae la hipnótica y espectral historia de dos fareros (Willem Dafoe y Robert Pattinson) en una remota y misteriosa isla de la costa de Nueva Inglaterra a finales del siglo XIX. La película muestra la historia de dos fareros que, atrapados y aislados debido a una tormenta aparentemente sin fin, se enzarzan en una creciente escalada de enfrentamientos a medida que se fraguan tensiones entre ambos y unas misteriosas fuerzas, reales o imaginarias, parecen apoderarse de ellos.

Advertisements
Anuncios

Tagged: