Seis escalofriantes películas de terror aptas sólo para valientes

| | , , ,

Para los amantes del cine de terror, no hay mejor manera de celebrar la temporada de Halloween y Día de Muertos que haciendo un buen maratón de films macabros que nos llenen de escalofríos.

En Cine3 hemos recopilado seis películas de terror garantizado, con un detalle muy importante: no se trata de clásicos como The Exorcist, Poltergeist, Halloween, Friday the 13th, The Shining, Scream, y otros tantos más títulos que se han hecho indispensables en nuestro catálogo de favoritos para la temporada.

Esta vez, haremos las cosas diferentes, recomendándote otro puñado de películas espeluznantes APTAS SÓLO PARA VALIENTES y que tal vez… aún no hayas visto u oído hablar de ellas.

¿Te atreves a verlas?

 

6 Eden Lake  (2008)

Antes de que Michael Fassbender se convirtiera en el ‘go-to actor’ y apareciera tres o cuatro veces al año en la pantalla grande, lo disfrutamos en el fantástico thriller de terror Eden Lake junto a Kelly Reilly.

El film originario de Reino Unido, dirigido por James Watkins, es otra prueba irrefutable de lo magnifico y eficaz que puede ser el terror sin recurrir a elementos gore.

El argumento se centra en la enfermera Jenny (Reilly) y su novio Steve (Fassbender), quienes deciden pasar un fin de semana romántico de escapada. Steve tiene planes de proponerle matrimonio a Jenny, por ello, se ha esforzado en encontrar el lugar perfecto para hacerlo: un lago remoto en medio del bosque, donde no podrían ser molestados por nada ni nadie. Al llegar al lugar, todo transcurre de acuerdo al plan, pero pronto, su idilio es abruptamente interrumpido por un grupo de adolescentes repulsivos quienes disfrutan al provocarlos, robando sus pertenencias y dañando su auto, dejándolos varados en medio de la nada.

Lo que inicialmente aparentaba ser un pequeño conflicto por resolver, pronto escalará hasta convertirse en una intensa lucha por sobrevivencia que no dará tiempo a la audiencia de respirar, manteniéndola al borde de sus emociones de principio a fin.

https://www.youtube.com/watch?v=4g1wYEAWOrs

 

 

5 Them  (2006)

La co-producción de terror de Francia y Rumania, Them (titulo original Ils) codirigida por David Moreau y Xavier Palud, se enfoca en Clémentine, una maestra de francés en una escuela de Bucarest, y su esposo Lucas, quienes viven de manera pacífica en una casa solariega en una locación remota.

Una noche, Clémentine es despertada por ruidos extraños que provienen de afuera del hogar, mientras Lucas observa cómo un grupo de asaltantes roban su automóvil. Las luces se apagan, las líneas de los teléfonos son desconectadas, y se dan cuenta que ya no están tan aislados como pensaban. Los agresores comienzan a aterrorizarlos a través de una larga noche.

A pesar de que pasó por cartelera hace una década, Them sigue siendo una de las entregas más sólidas del subgénero ‘home-invasion’. El largometraje, que está inspirado en hechos reales, fue nominado a Mejor Película en el prestigioso Festival Sitges en 2006.

Este pequeño pero muy consistente thriller, te inyectará de angustia, al mismo tiempo que destruirá tus nervios de manera desesperante.

 

 

4 The House of the Devil  (2009)

Escrita y dirigida por Ti West (¡la rodó en apenas 18 días!), The House of the Devil, es una película independiente de terror que rinde homenaje en muchos sentidos al terror retro de los años 80; desde los créditos iniciales, hasta la ambientación y la acción.

Desarrollada en el año 1983, la trama se centra en Samantha Hughes, una estudiante de universidad que se encuentra batallando económicamente, por lo que decide tomar un trabajo como niñera de una mujer mayor en una remota casa de arquitectura victoriana, que coincide con un eclipse total de luna. A medida que la noche avanza, la joven descubre que su cliente alberga un secreto escalofriante que amenaza con poner en peligro su vida.

El argumento –y su tenebrosa atmósfera– se construyen lentamente, dando paso a un final, que para muchos es increíble, y para otros es decepcionante. Tú tienes la última palabra.

OJO: Esta no es una peli que se basa en recursos de sustos fáciles, a los que tanto se recurre para crear terror en producciones estadounidenses, aunque si incluye gore. Su escenario se erige gradualmente, por lo que la anticipación por saber qué es lo que sucederá, puede poner los pelos de punta a más de uno, en el mejor sentido de la palabra. Esta cinta retro es un placer en su mayoría.

 

 

3 Session 9  (2001)

Es importante iniciar diciendo que la película de misterio y terror independiente, Session 9, pasó por taquilla casi de manera desapercibida, lo cual no es de ninguna manera reflejo del espeluznante material coescrito y dirigido por Brad Anderson (The Machinist, The Call), sino en realidad, todo lo contrario, ya que se trata de un terror psicológico astuto, que no depende del gore o monstruos para enviar a la audiencia en una espiral aterradora.

Su trama se desarrolla en un establecimiento psiquiátrico abandonado, que proporciona una ambientación claustrofóbica que juega un papel inmediatamente relevante para la tensión y terror al que el espectador es sometido. Los habitantes del pueblo Danvers, Massachusetts, prefieren mantenerse lo más alejados posible del lugar, pero cinco personas se preparan para visitar el Hospital Estatal Mental de Danvers, cerrador desde hace 15 años, pues pronto será restaurado y deben retirar los residuos peligrosos.

Lo que en un principio debía ser un trabajo sencillo, se convierte en algo mucho más profundo, pues el lugar alberga secretos y misterios que van desde el abuso de los pacientes, hasta procedimientos médicos cuestionables y rumores sobre posesiones demoniacas. Todo se descubrirá cuando uno de los trabajadores, reproduzca las cintas de las sesiones de terapia de un antiguo paciente con personalidad múltiple.

 

2 Kill List  (2011)

Antes de High Rise (2015) y Free Fire (2016), el director británico Ben Wheatley nos entregó el buen drama de terror Kill List.

Después de un trabajo mal hecho, un ex veterano de la guerra de Iraq convertido en sicario junto a un amigo, se adentra en una nueva misión con la promesa de obtener una gran recompensa, pero para lograrlo, deberá acabar con tres vidas.

Su aparente intensa trama dramática que nos lleva a dar un vistazo al día a día de sus vidas cotidianas, toma un giro de 180° que nos coloca dentro de un aterrador argumento de terror psicológico. Lo que inicialmente parecía ser otro trabajo, se convierte en un viaje al territorio de lo oculto y el corazón de lo más oscuro.

Catalogada por algunos sitios como la película de terror número 1 del 2012, su final le volará la cabeza a más de uno y les dejará alucinando y hablando de ella, mucho tiempo más allá de haber terminado sus créditos finales.

No la veas sin compañía.

https://www.youtube.com/watch?v=bQDPp5hxFZQ

 

1 Audition  (1999)

¿Qué grita más '¡terror!' que una buena producción japonesa? Para muestra, Audition (título original Ôdishon).

Este clásico de terror moderno japonés, es conocido por haber provocado reacciones viscerales entre la audiencia y su censura a su estreno en salas de cine en su natal Japón.

El argumento desarrollado en Tokyo, gira en torno a Shigeharu Aoyama, un viudo afligido por la muerte de su esposa, y que ha quedado al cuidado total de su hijo Shigehiko Aoyama. Siete años más tarde, el hombre está dispuesto a rehacer su vida, pero no tiene habilidades sociales con las mujeres, por lo que con la ayuda de un amigo productor de films, organizan una falsa audición para encontrar a la protagonista de la “película.” Shigeharu conoce a la tímida y misteriosa Asami, una antigua bailarina de alma frágil y se enamora perdidamente de ella, sin saber quién es en realidad.

Después de presenciar en pantalla lo que aparenta ser una historia de amor, aparece un cambio de dirección y de velocidad enorme, y esos últimos treinta minutos pegan a la audiencia de sorpresa. Su director, Takashi Miike, deja completamente al descubierto todas las peripecias que lo han convertido en un experto del cine de género, entregando una cinta de terror que no pudimos ver venir. Sadismo casi en su máxima expresión.