Seis películas esenciales de Brian de Palma

| | , , ,

“No te haces el mejor sentado en tu tráiler pensando en ello” afirma Brian de Palma, director de emblemáticos títulos cinematográficos que, en honor a sus recién cumplidos 76 años de edad, en Cine3 hemos elaborado una recopilación que incluye a seis de ellos. Su estilo se identifica por enfocarse en hechos violentos, el voyerismo y hasta thrillers del tipo “hitchcockniano”. Sus colaboradores habituales incluyen a Oliver Stone, Paul Schrader, John Farris y David Mamet. A De Palma se le atribuye el haber descubierto a uno de los más grandes actores de todos los tiempos: Robert De Niro, a quien le dio la oportunidad de debutar en la gran pantalla en 1968 con el filme Greetings. Posteriormente trabajarían juntos en tres películas más, incluyendo una de la que hablaremos más adelante.

Las películas en nuestro listado –de una forma u otra- han marcado generación tras generación, dejando una huella imborrable en la historia del cine. Los invitamos a dar un vistazo y celebrar a Brian de Palma junto a Cine3.

 

6 The Untouchables (1987)

brian-de-palma-the-untouchables

El guion escrito por David Mamet nos cuenta la historia del agente federal Elliot Ness (Kevin Costner), quien agrupa a una banda que lucha contra el crimen (Sean Connery, Andy Garcia, Charles Martin Smith), para intentar derribar al jefe del crimen de Chicago, Al Capone (Robert De Niro). El relato de ficción definió la carrera de De Palma, con una dirección sólida y a ritmo tenso, probando que es posible salir del contexto de una historia verdadera y entregar un filme interesante y entretenido. Como si no fuera suficiente la calidad aportada por el elenco enfrente y detrás de pantalla, la película de gangsters se hizo acompañar de una excelente banda sonora compuesta por el genio de Ennio Morricone. ¿El resultado? un éxito en taquilla para De Palma y compañía, quienes además de ganarse a la audiencia, se terminaron ganando a la crítica de igual manera. Inolvidable es la increíble secuencia de casi diez minutos de duración que deja ver la habilidad y talento del cineasta para crear rigidez e incertidumbre, así como para secuencias de acción como el tiroteo en la estación de tren.

 

5 Carlito’s Way (1993)

brian-de-palma-carlitos-way

Carlito’s Way cuenta la historia del gangster puertorriqueño  Carlito Brigante (Al Pacino), quien es puesto en libertad bajo un tecnicismo gracias a las mañas de su abogado Kleinfeld (Sean Penn). Mientras Carlito intenta hacer una vida de bien y reconectarse con su viejo amor, Gail (Penelope Ann Miller), es arrastrado de regreso a un mundo de violencia y desconfianza que lo lleva a su destrucción. La cinta se trata de una de las más maduras en toda la carrera de Brian De Palma. Habiendo llegado al cine diez años después que Scarface, las comparaciones entre ambas no se hicieron esperar, sin embargo se recomienda no tomarlas en cuenta, ya que por sí sola, Carlito’s Way se erige como un retrato creativo de un drama de crimen. El acercamiento del cineasta, de manera astuta trastoca la vida glamorosa por un mordaz vistazo a la vida de unos peligrosos gangsters. Al colocar al protagonista en un dilema moral, De Palma no deja a un lado el entretenimiento en intercambio por dar lecciones, capturando de manera brillante todos los elementos de aquella época, motivando a su elenco a dar algunas de sus mejores actuaciones, sobre todo Pacino y Penn, quienes en sus respectivos roles sobresalen. El resto del buen elenco incluye a Luis Guzmán y John Leguizamo. Una vez más, la banda sonora eleva el producto visto en pantalla. Y tal como sucede con el cine de culto, con el tiempo, se ha ido convirtiendo en una de sus mejores películas a la fecha.

 

4 Mission: Impossible (1996)

brian-de-palma-mission-impossible

No todo en la vida de Brian De Palma es crimen y mafia, como nuestra número cuatro lo comprueba. Tres años después de Carlito’s Way, De Palma regresaría a la gran pantalla con una película que equilibra la acción y el thriller de manera sobresaliente: Mission: Impossible. El director sería escogido personalmente por Tom Cruise para hacerse cargo del filme que llevaría a ambos a uno de los más grandes éxitos taquilleros en sus respectivas carreras (el más grande de De Palma a la fecha). El guion, escrito por David Koepp y Robert Towne (a su vez adaptado de la serie de televisión en la que está basada), se centra en el agente Ethan Hunt (Cruise), quien debe encontrar la manera de limpiar su nombre después de haber sido culpado de la muerte de su equipo mientras se encontraban en una misión en Praga, lejos de casa, y a la vez, encontrar a los culpables. Ayudado por la actuación de Cruise, el filme viaja de una situación que conlleva a secuencias tan imposibles como extraordinarias, gracias a la visión de un director que claramente gozaba lo que realizaba. Repleta de imborrables escenas y música, la destreza técnica de De Palma no solamente dio paso a una de las franquicias más importantes (que sigue tan vigente que ya se prepara la sexta entrega), también consolidó la carrera de Tom Cruise como referente de un héroe de acción. Mission: Impossible fue una de las películas que marcó el año 1996.

 

3 Scarface (1983)

brian-de-palma-scarface

Hablando de marcar, nuestra número tres hizo lo propio con el género del crimen cuando llegó a la pantalla grande en 1983: Scarface.

Oliver Stone se hizo cargo del guion del remake –su original es la de 1932- la cual lleva a un absurdo extremo la idea del “sueño americano”. La historia se enfoca en Tony Montana (Al Pacino), un inmigrante cubano dispuesto a hacer caer al cartel de drogas en Miami con la ayuda de su mejor amigo Manny (Steven Bauer), convirtiéndose así en el infame Scarface. El argumento de Stone está lleno de obscenidad tras obscenidad –y esto es algo bueno- manejada a cada paso por un De Palma inspirado y adelantado a su tiempo. Scarface resultó en uno de los filmes más excesivos y complejos de todos los tiempos, razón por la que le llevó mucho tiempo ser considerada como el gran clásico que es hoy. La crítica no la recibió nada bien hace tres décadas, principalmente por su vocabulario, violencia, uso de drogas y armas. Sin embargo, a medida que transcurrió el tiempo, pudieron entenderla por lo que es: una exageración del “sueño americano”, Tony Montana lo quería todo y De Palma se lo dio sin desperdiciar ninguna oportunidad.  Desde el diseño de producción, a la ambientación y –nuevamente- una banda sonora en su punto, el estilo de la cinta ha influenciado a muchas que vinieron después de ella en los 80 y 90. Casi siempre se verá la secuencia que muestra a Tony con la cocaína en los recuentos de los momentos más icónicos del cine, lo mismo que su emblemático “say hello to my little friend!”.

 

2 Carrie (1976)

brian-de-palma-carrie

De Palma ha colaborado con grandes guionistas, productores, actores… ¿qué otra cosa ha hecho? Adaptar una novela del gran Stephen King, de hecho, la primera novela publicada del autor: Carrie. Considerada un clásico en el género de terror, la película fue un punto de inflexión que le otorgó fama y popularidad a Brian De Palma, valiéndoles nominaciones al Óscar a sus protagonistas Sissy Spacek y Piper Laurie, además de colocar a King dentro de la corriente principal (todos deseaban saber de él, publicar sus obras, y por consecuencia, llevarlas al cine).  Su relato se centra en Carrie (Spacek), una adolescente tímida que es sobreprotegida por su dominante y religiosa madre (Laurie), quien es llevada a desatar sus poderes telequinéticos después de ser humillada por sus compañeros de clases durante la noche del baile de graduación.

El viaje de bajada de la joven Carrie le dio la oportunidad al director de jugar con gran cantidad de elementos, desde la escena del vestuario, los monólogos de la madre, un ritmo apaciguado, pantalla dividida y movimientos de cámara que parecen ser la única manera de capturar las emociones provenientes de las buenas actuaciones de –en su mayoría- joven elenco, y sobre todo, rendirle justicia a la visión relatada en el libro de King. Dentro de los elementos con los que juega el director, la audiencia es otro de ellos. De Palma maneja y dirige al público a su gusto. El resultado es una inquietante película de terror con un sangriento clímax imposible de olvidar, y un epílogo sorpresivo. Tan sorpresivo como que De Palma nunca volvió a retomar el género de terror, pero Carrie continúa siendo recordado como uno de los grandes clásicos del género.

 

1 Blow Out (1981)

brian-de-palma-blow-out

Finalmente, llegamos a lo más alto de nuestro listado, en donde se encuentra el thriller Blow Out. Su trama gira alrededor de Jack (John Travolta), un ingeniero de sonido que trabaja en películas de terror baratas. Una noche, mientras graba efectos en un parque, observa como un coche en el que viaja una pareja cae al río desde un puente, salvando a una de las pasajeras, Sally (Nancy Allen). Cuando Jack se entera que el hombre muerto era un candidato a la Presidencia de la Nación, descubre a través de sus grabaciones un disparo antes que el auto sufriera el accidente, y empieza a sospechar que está atrapado en algo mucho más complicado de lo que pensaba.

La pasión que De Palma siente por el estilo “hitchcockniano” nunca sería mejor reflejado que en Blow Out, con un guion escrito por el mismo cineasta, su inspiración nace por partes iguales de Blow-Up (1966) y The Conversation (1974). La nitidez con la que el cineasta entrega su argumento –hace lo que debe hacer y evita lo que debe evitarse- explorando la interacción entre sonido e imágenes, y cómo pueden ser manipuladas para revelar verdades o la falta de objetividad, así como sus elegantes tomas –que incluyen el ritmo lento del que tanto gusta- y su emocionante conclusión, son algunos de los componentes que le permiten permanecer –para muchos- como su gran obra maestra.

 

¿Estás de acuerdo con nuestra lista? ¿Cuál consideras que es el mejor filme de Brian de Palma? Déjanos saber en los comentarios.