Dentro de las fórmulas que con el tiempo se han seguido para elaborar proyectos de cine, existen ciertos cineastas que han decidido desafiar la narrativa y la tendencia para salir de lo habitual, introduciendo giros sorpresivos finales que hacen caer nuestra quijada incrédulamente.

Por lo anterior, en Cine3 nos hemos dado a la tarea de recopilar los seis mejores vuelcos al argumento que en su conclusión han logrado elevar el producto final en pantalla sorprendiendo gratamente a todo el público.

Si no has visto alguno de los filmes en el listado, se advierte que el contenido incluye al rey de los spoilers.

 

6 Saw (2004)

sorpresivos-finales-cine-saw-2004

Dos hombres despiertan de lados opuestos de un abandonado y sucio baño, encadenados de sus tobillos a las tuberías. En medio de ambos, se encuentra el cuerpo sin vida de un hombre con una pistola en una mano y una grabadora en la otra. Se trata de las víctimas más recientes del Jigsaw Killer, y para sobrevivir y asegurar que a sus seres queridos no les suceda nada, uno debe matar al otro antes de cierto tiempo. El giro sorpresivo en el tercer acto nos revela que el cuerpo sin vida que se encuentra en medio del baño, en realidad está muy vivo, y se trata del orquestador de todo el macabro juego: el Jigsaw Killer. Saw se trata del primer largometraje producido, co-escrito y dirigido por James Wan, quien posteriormente haría entrega de dos buenas franquicias de terror: Insidious y The Conjuring.

 

5 Psycho (1960)

sorpresivos-finales-cine-psycho

La obra maestra de Alfred Hitchcock, Psycho, se centraba en Marion (Janet Leigh), una secretaria que huye de su aburrida vida después de robarse un cheque del cliente de su jefe por $40,000 usd. Mientras se escapa, llega a The Bates Motel, un remoto lugar manejado por el joven Norman (Anthony Perkins), quien parece estar controlado por su madre. Es hasta su revelador tercer acto, donde descubrimos que Bates en realidad se viste y actúa como su madre… a quien había asesinado años antes.

 

4 The Others (2001)

sorpresivos-finales-cine-the-others

Para 2001, el guionista y director Alejandro Amenábar, había probado ser un visionario cineasta que gustaba de hacer creativos e inusuales acercamientos a sus relatos: Tesis (1996), Abre Los Ojos (1997) y nuestra ocupante del cuarto lugar: The Others. El thriller gótico de terror protagonizado por Nicole Kidman –quien ofrece una de sus mejores actuaciones a la fecha- se centraba en la vida de una mamá que junto a sus dos hijos viven en una elegante, helada y oscura casa europea a mitad de los años 40, después del término de la Segunda Guerra Mundial. Extrañas conductas como una rara enfermedad en los pequeños y las constantes migrañas del personaje de Kidman, y acontecimientos fuera de lugar, eran adjudicadas a una presencia inexplicable que parecía querer echar a la familia de su hogar. Una historia de fantasmas en el más fiel de los sentidos. Sin embargo, el truco está en que es la misma familia quienes todo el tiempo fueron los espíritus. Los niños fueron asesinados por su madre, quien después se quitó su propia vida.

 

3 Seven (1995)

sorpresivos-finales-cine-seven-brad-pitt-kevin-spacey-morgan-freeman

 

El destacado thriller de crimen y misterio dirigido por David Fincher, Seven, sigue a dos detectives, uno experimentado (Morgan Freeman) y uno novato (Brad Pitt), en su caza por un asesino serial que usa los siete pecados capitales como su modus operandi. ¿Quién puede olvidar el “regalo” que recibió el personaje de Pitt al final del filme y la súplica de cuatro palabras por saber lo que contenía? La caja de cartón contenía la cabeza decapitada de su esposa (Gwyneth Paltrow), forzando al joven detective a matarlo, completando así, los siete pecados capitales del asesino (Kevin Spacey). Un total acierto en la carrera tanto de Fincher como de todo el elenco involucrado en la intrigante película.

 

2 The Sixth Sense (1999)

sorpresivos-finales-cine-the-sixth-sense

En El Sexto Sentido, Bruce Willis da vida a un psicólogo que en la secuencia de inicio de la cinta, recibe un premio la misma noche que un expaciente para nada feliz lo visita. Posteriormente, se hace cargo del caso del pequeño Cole (Haley Joel Osment), un atemorizado niño que le asegura ver a gente muerta todo el tiempo. En 1999, gracias a este thriller psicológico, supimos que el talentoso cineasta M. Night Shyamalan siempre tiene un giro sorpresivo que, cortesía de este ejemplo en particular, cambió para siempre la manera en que veíamos los relatos de fantasmas: para sorpresa de toda la audiencia, el personaje de Willis era uno de esos fantasmas. El psicólogo no sobrevivió la visita del mencionado expaciente (Donnie Wahlberg) al inicio del filme, sino todo lo contrario, razón por la cual podía comunicarse sin problema con Cole. ¡Grande Shyamalan!

 

1 Fight Club (1999)

sorpresivos-finales-cine-fight-club-brad-pitt-edward-norton

Un joven –nuestro narrador- (Edward Norton) que padece insomnio y harto de su vida busca mejorarla. Un día, mientras realiza un viaje en avión, cruza caminos con un carismático vendedor de jabón llamado Tyler Durden (Brad Pitt) con quien funda un club de pelea para descargar su ira, convirtiéndolo en algo mucho más grande. Fight Club, segunda entrada de David Fincher en nuestro listado, horrorizó –en la mejor de las maneras- al público con su narración y por demás original y sorpresivo final, no por nada es una de las más populares películas de culto en la historia del cine. Al final del filme, comprendemos -al mismo tiempo que el personaje de Norton- que nuestro narrador en realidad sufre de un trastorno de identidad disociativo y él y Tyler son la misma persona. Ante tal entendimiento, el narrador se dispara en la cara para poder deshacerse de Tyler.

 

Advertisements
Anuncios

Tagged: