X-Men: Dark Phoenix ha sido un importante fracaso. La película que debía terminar por todo lo alto la saga mutante en Fox solo ha servido para poner fin a unas historias que en ocasiones han hecho las delicias de los fans pero que en otras han decepcionado. Esta reciente producción ha sido muy criticado tanto por la crítica especializada como por los espectadores. Y muchos culpan al director y guionista, Simon Kinberg.

Parecía una buena noticia que este cineasta se encargara de la dirección del proyecto pues conoce como pocos el universo cinematográfico de los X-Men. Pero finalmente no lo fue. Y la culpa no es totalmente suya, pero si en buena parte. Él mismo lo reconoce, como dijo durante una reciente entrevista con KCRW.

«Cuando una película no funciona, es culpa mía. Soy el guionista y el director. Si la película no conectó con la audiencia, es cosa mía. Es evidente que es una película que ni conectó con el público que no la vio ni conectó con el público que sí la vio. Así que eso depende de mí. Me encantó hacer la película, y me encantó la gente con la que hice la película».

Además, el cineasta prefiere no pensar en qué hubiera pasado de haber tomado otras decisiones durante la producción.

«Sinceramente, no podemos saberlo. Y eso es lo que creo que vuelve a la gente loca y les hace estar pensando sobre el fracaso de una película años después. Si lo que aprendes es que tenías la fecha de estreno equivocada o no has hecho un buen marketing es que no has aprendido nada«.

Más información

No está claro si Kinberg continuará relacionado con los X-Men ahora que estos están en Walt Disney Studios. Pese al fracaso de esta película, y de otras anteriores, también ha tenido éxitos. Lleva desde el comienzo ligado a las películas de los mutantes por lo que podría ser una buena idea para La Casa del Ratón contar con él. Pero esto no está confirmado. En espera de más, el cineasta tiene otros proyectos.

Precisamente como director tiene en pre-producción la película 355.

Un grupo de mujeres conforman una de las unidades de espías más prestigiosas del mundo. Las agentes deberán enfrentarse a una temible amenaza.

Como guionista y productor tiene muchos en diferentes situaciones, como Logan’s Run.

En el futuro, el ser humano está condenado a vivir en una ciudad sellada, donde los dirigentes ejercen un control total sobre todos los aspectos de sus vidas. Los ciudadanos son aparentemente felices ya que llevan un estilo de vida hedonista. Intentan disfrutar de todos los placeres de la vida hasta que llegan a la edad de 30 años, en la que deben ser eliminados. Un joven en desacuerdo con esa sentencia de muerte se fuga en vísperas de su trigésimo cumpleaños.

Advertisements
Anuncios

Tagged: