Simon Pegg e It Follows coronan Nocturna 2015

| | ,

Puede que hayamos asistido, en este ´tercer día de proyecciones a la mejor tanda de sesiones en lo que llevamos de festival. Se esperaba con mucha emoción, casi diríamos que ansiedad el imprevisible duelo entre el thriller Kill Me Three Times y la gran triunfadora de la pasada edición del festival de Sitges, It Follows.

Sin embargo el día arrancaba con June, una cinta producida y coprotagonizada por el icónico Casper Van Dien, al que los aficionados a la Space Opera recordarán por su papel como Johnny Rico en la cinta de Paul Verhoeven Starship Troopers. Dirigida por Gustavo Cooper que vuelve a probar fortuna en el terreno del demonismo después de la fallida The Devil Incarnate de 2013. En este caso, nos hayamos ante una película de suspense sobrenatural con reminiscencias patentes a la saga de la profecía, pero reemplazando al niño Damien por una fémina en esta ocasión, en cuyo cuerpo se libra una batalla entre el bien, encarnado por ella misma, y el mal en forma de diosa que la posee, eso sí, sólo a ratos. Cooper prepara un metraje con buenos medios, pero se recrea demasiado en un planteamiento que cuando eclosiona deja con un sabor amargo de boca al aficionado. Tal vez porque los convencionalismos resultan en ocasiones una traba para una buena historia, lo cierto es que June termina por hacer aguas en un final que no hace honor a lo que hasta ese momento es un planteamiento correcto. Es quizás  la necesidad de cerrar la película lo que hace que pinche el globo de lo que hasta ese momento pudiera parecer un elemento de terror primigenio. Poco que decir, salvo que consideremos la hora y media que dura como una entrada más que no aporta gran cosa, pero que cumple el cometido de entretener.

JUNEposter

Seguía la selección de cine3 con la última película dirigida por Kriv Stenders. El director de Boxing Day propone un thriller amalgamado con un complejo vodevil para el lucimiento casi exclusivo de Simon Pegg, brillante en su papel de asesino a sueldo que se ve involucrado en una trama con líos de faldas, maridos engañados y un suculento botín por medio. Kill Me Three Times es un ejercicio de ritmo, sin dejar elementos al azar en una historia compleja, vertiginosa e hilarante como corresponde a un sainete, anglosajón en este caso. A pesar de que la sombra de Pulp fiction y Snatch es alargada, la película consigue agradar y divertir en un entorno natural como la costa oeste australiana que trae a la retina escenas más propias de un western y que hace que el espectador salga con un buen sabor de boca en de la proyección.

kill-me-three-times

Continuaba la selección de títulos con la cinta de terror It Follows, del director David Robert Mitchell. Con sólo un largometraje más a sus espaldas, la propuesta de una criatura maligna que persigue sin descanso a sus víctimas resulta no sólo desasosegante, sino que además, da un giro desconocido hasta la fecha en el cine de terror. Con un argumento relativamente simple en su planteamiento, es capaz de sacar lo mejor de unos actores que pudieran ser algo limitados en su modo de actuación, pero que el director moldea a medida para poder extraer todo el jugo. Una película con evidentes muestras de cine de autor, pero que resulta muy recomendable y que augura, si no una segunda parte, sí una pléyade de referencias a corto plazo que nos traigan a colación este título. Sin duda, uno de los títulos del festival.

it follows

Finalmente, en una muestra que ha girado en torno a la figura de Robert Englund, no podíamos dejar sin mencionar la bizarra Fear Clinic, la versión cinematográfica de la web serie del mismo título, dirigida por Robert Hall y con el entrañable protagonista de la franquicia Pesadilla en Elm Street en un papel preminente como médico a caballo entre el Mad Doctor y el entrañable patriarca que cuida de un conjunto de adolescentes traumatizados por el asalto armado a una cafetería. Fear Clinic es un ensayo sobre el terror mismo, explora una idea muy interesante, pero se pierde demasiado en su planteamiento, probablemente herencia de las series originales, y desperdicia una oportunidad magnífica para juguetear con realidades alternativas. Mucho tarda la película en alcanzar altura de crucero y eso se nota al final en un desenlace precipitado que no dejó satisfecho al personal.

FearClinic

En resumen, un conjunto de títulos bien equilibraddos que hacen que Nocturna despegue en esta su tercera edición