Simulando inyecciones en escena

| |

Es muy común que, en ciertas escenas, veamos como se aplica a uno de los actores recibir una inyección ya sea como parte de un proceso médico, o para aplicar alguna droga. En la gran mayoría de los casos, se trata de personal médico autorizado, que aplica una pequeña cantidad de agua inyectable, que no ocasiona ningún daño a la persona. Sin embargo, cuando formamos parte de una producción sin tantos recursos, lo mejor es que busquemos algunas formas de hacerlo más accesible.
Si tienes algún conocido dentro del sector médico, puedes pedirle que te permita tomar algún pietaje de una inyección real. En esos caso, debes de ser muy cuidadoso, pues se requiere tanto la autorización del paciente, como del médico, y puedes exponerte demasiado si no te aseguras que todos los aspectos legales estén cubiertos.
Lo más práctico es que la inyección se realice fuera de cuadro, lo cual realmente no le quita mucho realce, de hecho, muchas veces se incluye la inyección física por el valor de shock. Lo mejor es usar una naranja, pues aunque la inyección como tal no se vea, de este modo el movimiento del brazo y manos resulta inconfundible del realizado en una persona.
En los casos de una inyección "sorpresa", que usualmente se hace sobre la ropa, el efecto es más sencillo. toma una tira de cartón, y ponle varias vendas alrededor, y después cúbrela con una tela idéntica a la prenda que lleva el actor. Ahí puedes aplicar la inyección de modo que parezca real, con lo que logras un truco muy convincente.