Spider-Man: De regreso a casa

La versión TL:DR de esta reseña es así de fácil

Spider-man Homecoming es de las mejores cintas del MCU, también una de las mejores adaptaciones de superhéroes que hemos visto en casi dos décadas y posiblemente (y es un debate sin fin) la mejor versión del arácnido en la pantalla grande.

Es una buena película, es terriblemente entretenida, tiene muchos detalles para los fans del personaje, en la función de estreno había mucho aficionados que ya pintan canas y eran unos críos cuando el personaje comenzó su publicación en el mundo hispanoparlante.

Para todos, seas millenial, Baby Boomer, gen X, Xennial o generación Z, esta cinta se deja ver y se le notan las buenas hechuras.

Parker spidey
Los numerosos Easter egg no discriminan, están ahí para los fans.

Ahora sí, para los que quieren las razones de esa recomendación absoluta (la vi un par de veces en su primer día en cartelera) , vamos por partes.

Seis películas de Spider-man en 15 años, una locura para alguien que, a mediados de los 90s, cuando se hablaba de los planes de James Cameron para el personaje, sentía que nunca vería plasmado a su personaje favorito de Marvel en la gran pantalla.

La trilogía de Sam Raimi tuvo un buen inicio, una segunda entrega que sigue siendo una de las cumbres de las películas basadas en personajes del noveno arte, y una insatisfactoria conclusión en la que el estudio Sony dejo ver porque no estaba en buenas manos.

Esa segunda entrega del ya lejano año 2004 sigue siendo poniendo la vara muy alta para compararse con ella, de las dos desafortunadas películas de Marc Webb, poco es rescatable, el gran error fue darle la encomienda de los guiones a una pareja que entrega basura sin sentido y sin embargo tuvo un periodo de mucha demanda, Alex Kurtzman y Roberto Orci, que son asesinos de la lógica y las buenas historias.

A finales del siglo XX con tantos clones e identidades alternativas, los comics de Spider-man estaban en un mal lugar, la luz al final del túnel fue el lanzamiento del universo Ultimate, y Ultimate Spider-man, fue un bálsamo, atrás quedaban cerca de 40 años de historia del personaje, borrón y cuenta nueva con un Peter Parker adolescente, 111 números consecutivos de la dupla de Brian Michael Bendis y Mark Bagley (uno de los easter eggs de los primeros minutos de la cinta le hace homenaje) que han marcado el universo actual de los comics y ahora se dejan sentir en la pantalla plateada.

El poster que alguien imagina podrían hacer unos chicos de preparatoria

 

 

Hay dos grandes aciertos en esta versión de Spider-man, primero, olvidarse de una historia de origen, la segunda, que los actores sean en verdad adolescentes, Tom Holland, Zendaya, Jacob Batalon, Laura Harrier y Tony Revolori suenan y lucen auténticos (a pesar de ser un poco mayores que sus personajes), en su llegada al MCU, aún si Sony no entiende de razones y quiere seguir negociando con Disney sobre si “seguirles prestando” al personaje, que Spider-man sea tan joven está sentando las bases a una renovación del reparto de estas adaptaciones, y nos permite tener esta entretenida cinta, que no tiene la escala de un Avengers, aquí no se trata de salvar al mundo, tan sólo Queens, mientras que nos deja ver la interacción en esta preparatoria para cerebritos, lo que nos regala una versión alterna y muy interesante de Flash.

Esta escuela, el personaje de Ned son detalles que se inspiran en otra versión de Spider-man, aquel que se hace llamar Miles Morales, quien no había hecho su aparición en los días de la trilogía de Raimi.

Spider-man: Homecoming (no hay una traducción adecuada al castellano) combina elementos de tres versiones del personaje con la receta triunfal de Marvel Studios, el joven Peter Parker (que, hay que admitir que Slott tiene razón, ya no tiene cabida en las páginas) es doblemente vulnerable cuando se enfrenta a un villano adulto, y por primera vez en la pantalla grande, deja ver al chico con el que primero e identificaron los lectores, cometiendo errores de adolescente y aprendiendo en cada paso, su única constante, su innegable buena voluntad.

- New York, NY - 6/25/17 - Michael Keaton, Jon Watts, Tony Revolori, Zendaya, Tom Holland, Laura Harrier, Robert Downey Jr., Kevin Feige, Marisa Tomei, Amy Pascal and Jacob Batalon attend a Photocall for Marvel Studios' "SPIDER-MAN - HOMECOMING". The film stars Tom Holland, Michael Keaton, Robert Downey Jr, Zendaya and Marisa Tomei. It releases in theaters nationwide on June 28, 2017. -Pictured: Michael Keaton, Jon Watts, Tony Revolori, Zendaya, Tom Holland, Laura Harrier, Robert Downey Jr., Kevin Feige, Marisa Tomei, Amy Pascal and Jacob Batalon -Photo by: Kristina Bumphrey/StarPix -Location: The Whitby Hotel

El personaje de Tony Stark está aquí sólo para insinuar la relación que guarda Spider-man con el MCU (a punto de cumplir 10 años) y no nos arrebata el arco de Peter Parker.

Michael Keaton como un villano circunstancial es una elección muy adecuada, todos los guiños a las distintas versiones de los villanos de la página nos dejan imaginar lo que pudiera ser, pero no comprometen ni limitan.

Su servidor evita los trailers en la medida de lo posible, escuché que Sony vuelve a sus malas costumbres y reveló casi cada detalle de la trama en los mismos, el estrecho círculo que tienen villanos y seres queridos de Peter Parker es otro elemento de los primeros días de su andar por el comic, también el choque entre generaciones es recurrente, en este caso, podríamos aceptarlos como elementos fieles al material fuente.

Advertisements
Anuncios

Tagged: