Ya estando cercano el estreno de Star Wars: Rogue One, son muchos los fans de la saga que siguen haciendo el chiste de que una sola frase de A New Hope spoileaba completamente esta cinta. Lo cierto es que hay muchas circunstancias en que, al momento de llegar a un cine, los espectadores tienen ya conocimiento de uno o dos aspectos de la cinta, por diversas circunstancias. Hoy veremos las formas en que estos se dan, y como lo han manejado los diversos cineastas.

Libros y cómics: Mucho se discute sobre el que los cineastas se tomen algunas libertades con la trama, pero ésto tiene una razón de ser. De ese modo, la cinta tiene un par de elementos que realmente resultan sorpresivos para el espectador. Sólo en algunos casos, en especial con fandoms muy exigentes, el apego es más exacto, más que nada porque lo que los espectadores esperan es ver exactamente lo que leyeron.

Precuelas: Son quizá las más sencillas de manejar, pues si bien existirán detalles que los espectadores ya conocen, como quienes sobreviven y quienes no, en otros casos hay detalles que no conocen, o de los cuales solo saben que ocurrirán, pero no como o porque.

Remakes: Las dos opciones más  usuales para esta situación es apegarse a la historia original, pero terminarla con un giro completamente diferente. La otra posibilidad es sólo tomar los elementos básicos, y contar una historia totalmente diferente.

Biopics: Quizá uno de los más difíciles de manejar, pues en esos casos, uno no puede reinterpretar muchas situaciones. En esos casos, se pueden agregar algunos detalles poco conocidos, pero interesantes, que atraigan la atención. Otra posibilidad, es dramatizar ciertos aspectos de la vida del personaje, en donde es posible agregar un poco de la cosecha del guionista.

Estas son sólo algunas

 

Advertisements
Anuncios

Tagged: