El 15 de enero de 2009, Nueva York vivió uno de los episodios más inéditos en toda su historia: un avión de la aerolínea US Airways acuatizó en el Rio Hudson, el río más importante de Nueva York y sus al rededores, luego de que sus dos motores fueran dañados por aves que entraron y pararon su funcionamiento, a pocos minutos de haber salido del Aeropuerto LaGuardia. El capitán Chelsey Sullenberger, al ver todas las posibilidades, se dio cuenta que no alcanzaba a regresar a ninguno de los aeropuertos cercanos  y tomó la decisión arriesgada de aterrizar en el río, con la fortuna de que no hubo ningún muerto, las 155 personas que iban en el avión sobrevivieron, aunque hubo algunos heridos no muy graves y otros con inicios de hipotermia debido a las bajas temperaturas que se presentan en esa época del año en Estados Unidos.

Inspirada en la autobiografía “Highest Duty”, escrita por el mismo capitán con la ayuda del periodista Jeffrey Zaslow, cuentan cómo este llegó a ser considerado por todos en Estados Unidos como un héroe. Interpretado por el gran actor Tom Hanks, que hace un papel sobrio como lo pide el personaje, esta historia es llevada a la pantalla grande en 2016 por el director Clint Eastwood. En la película podemos ver  lo que sucede después del accidente y toda la investigación realizada para resolver las dudas que dejó el mismo siniestro; aunque la mayoría se empeña en llamarlo héroe, la asociación encargada de investigar el accidente parece querer culparlo, lo que lo hace dudar de sí mismo y de sus capacidades, por lo que comienza una lucha interna por descubrir si la decisión que tomó fue la correcta o quizás puso en riesgo a los ocupantes del avión.

Sully-hanks

En constante conversación con su compañero Jeff Skiles, interpretado por Aaron Eckhart y su esposa Lorraine Sullenberger, interpretada por Laura Linney, se nota que Sully muchas veces no está seguro de la decisión que tomó, además  la constante presión de los medios de comunicación para conseguir entrevistas y el reconocimiento, algo a lo que no está acostumbrado, ya que ha volado en el anonimato por mucho tiempo, lo llevan a pensar constantemente en el momento del accidente, y esto trae consigo  algunos recuerdos de sus primeros vuelos.

La película, como ha sido costumbre con Clint Eastwood, toca temas sensibles para los estadounidenses, mostrando a algunos personajes como los héroes que son o quizás no, el ejemplo más reciente (además de Sully) es American Sniper que en el 2015 estuvo nominada a Mejor Película en los premios de la Academia y que tuvo como protagonista a Bradley Cooper, esta película fue polémica  debido a que muchos decían que alimentaba el espíritu bélico que siempre ha estado latente en ese país; uno de los ejemplos es la crítica, aunque no de forma directa sino dirigida hacia los francotiradores, de Michael Moore en su cuenta de Twitter:

Mi tío fue asesinado por un francotirador en la Segunda Guerra Mundial». Nos enseñaron que los francotiradores son unos cobardes. Te dispararán por la espalda. Los francotiradores no son héroes«. 

En esta película el director se aleja de toda esa polémica que levantó la anterior, al hacer una de sus obras maestras, una película seria, sobria, donde no hay mucho espacio para el drama—aunque la historia daba para eso—, no quiso buscar un melodrama palomitero, sino mostrar la historia de un hecho que marcó a muchas personas, logrando sensibilizar, atrapar muy bien a la audiencia en esta película con varios tiempos narrativos, donde se ven las diferentes facetas del piloto. Logrando que uno empatice con el personaje principal, además aún en una película tan seria, hay espacio para unos cuantos chistes, quizás  para que el que está viendo la película no se sienta tan tensionado durante la casi hora y media que dura la misma.

Sully (1)

Uno de los puntos más destacados de la película es que se toma el tiempo justo para contar la historia; cuando en el cine actual alargan las películas sin ningún rumbo, algo que se ha vuelto cosa de todos los días, a veces las películas cortas (sí, ya decir hora y media es decir que es corta), nos alivia de la pesadez y nos lleva directo al grano, además las actuaciones, el ambiente, los colores, todo, como se ha dicho en repetidas ocasiones, es algo muy sobrio, con mucho respeto, porque aunque  no hubo víctimas la conmoción fue grande, no solo para los que estuvieron presentes, sino para quienes estuvieron involucrados de manera indirecta, como controladores aéreos, guardia costera y todos los rescatistas.

Clint Eastwood, a pesar de su edad (86 años) y a pesar de todas las películas en las que ha intervenido (más de 57) ya sea como director, actor, productor o cumpliendo varios roles al mismo tiempo, parece que no acaba de dar de que hablar y cada película que saca, tanto American Sniper como Sully, las últimas como director, siempre se perfilan a nominaciones para varios premios, aunque no como favoritas absolutas, siempre están ahí. No podemos dejar de lado a Tom Hanks, que nunca decepciona, siempre demostrando lo buen actor que es y destacándose aún cuando el reparto que lo acompaña es de élite. Sin duda una película que se perfila para estar entre las protagonistas de la temporada de premios, nos falta poco para darnos cuenta de esto, por el momento los invito a disfrutar de una experiencia que los tendrá al pendiente de cada paso y cada escena para ver el desenlace del capitán Sully, y como este se convirtió en un héroe.

Sully (2)

Advertisements
Anuncios

Tagged: