Jason Blum quiere revivir estas sagas clásicas de terror