cigarro

Coco Chanel censurada en Paris

Poco a poco ha ido caminando la cultura moderna por un camino lejos del tabaquismo. País por país se ha empezado

Películas libres de cigarro.

Desde 1930 Hollywood tiene un pacto con el diablo. Estrellas de cine y televisión fueron captadas desde entonces con un cigarrillo o cajetilla en la mano. Pero desde 1998 que estas negociaciones entre las tabacaleras y el mundo del cine se hicieron más fuertes. La meta era lograr que el cigarro fuera retratado como una parte normal, a veces esencial, dentro de las películas. Así que productores, directores y actores empezaron a fumar dentro y fuera de las películas. La recompensa fueron millones de dólares en patrocinios por parte de las tabacaleras.

Se especula que alrededor de 200,000 jóvenes, tan sólo en Estados Unidos, son influenciados negativamente por Hollywood con respecto al tabaquismo. Se hablan de cifras impactantes: alrededor del 75% de jóvenes entre 18 y 25 años que vean tabaquismo retratado en películas de Hollywood tienen probabilidades de empezar a fumar, siendo el 85% de éstos candidatos potenciales para convertirse en fumadores crónicos. Ahora imaginen lo que pasa con los adolescentes, pues es una realidad que a esa edad tienen una fuerte tendencia a imitar a sus ídolos.

Sony, Time Warner y Disney son conocidos como "The Big Three", refiriéndose a las tres compañías que son responsables de producir el 60% de las películas para jóvenes y niños donde se retrata el tabaquismo. Se estima que alrededor de 125,000 muertes en Estados Unidos se relacionarán con el tabaquismo. Todas estas muertes pertenecerán a jóvenes que vieron retratado el fumar como algo normal en las películas.