El Vestido de la Novia, el regreso del horror mexicano