Depositarios, la ciencia contra la ética