Scream, ¿habrá una quinta?