Sophie Turner lanza una pulla al pasado de los X-Men